TODO CAMBIA

Estos son mis principios, si no te gustan, tengo otros (Groucho)

1cambioAlgo nos impide mirar atrás. Quizás porque ahí se encuentra el espejo y nos avergüence observarnos en él. Quizás no queramos vernos decir “digo” donde hoy, con total desparpajo, decimos Diego (¿Valderas?). O puede que todo sea mucho más simple y tenga razón el poeta, como casi siempre la tienen, y al volver la vista atrás…, se ve la senda que nunca…, se ha de volver a pisar.

Hay que evolucionar, nos dicen aquellos que quieren justificar el cambio, su cambio, de posición. Hay que ir con los tiempos, aunque los tiempos nos lleven a la esclavitud o al matadero. Y si no lo entiendes, entonces eres un resentido, un torpe y/o un sectario.

No pasa nada por cambiar “un poco” los principios o los valores, total todo fluye, todo cambia, y nunca nos bañaremos dos veces en el mismo río, (el Panta rei de Heráclito).

¿Qué pasa si en vez de perseguir la revolución nos dedicamos un tiempo a la gestión? Nada, no pasa nada, ni aunque la gestión sea la del dolor, ese dolor, que ya nos advirtió Gallardón, iban a infligirnos al gobernar este Sistema.

Y qué si un día dijimos que nuestra meta, nuestro sueño, era conquistar una Democracia más completa, más consecuente y más proletaria, y 1 constitucionhoy estamos sentados, coparticipando, en esa barnizadora que es el Consejo General del Poder Judicial, que todo lo justifica, que todo lo legaliza. Hay que estar ahí, razonan. Aunque ahí sea en el pelotón de fusilamiento, y el fusilado sea el Pueblo. No pasa nada. Cambio aquí, cambio allá, maquíllate, maquíllate…

Nos creímos a Lampedusa cuando nos dijo que todo debía cambiar para que nada cambie, cuando en realidad es cambiar Todo para convertirlo en Nada. Es cierto, cambia Todo y todo se convierte en Nada. La cuestión ya no es la carga ideológica, la cuestión es la carga electoral. Las urnas son la cuestión más importante, nos repiten. Las urnas, ésas otras lavadoras de pecados y delitos. Las urnas, aunque sea a trampas, como hasta ahora ha sido, serán el Soma de nuestra conciencia.

¿Conciencia? No, no hay inconveniente alguno con los problemas de conciencia, en breve vendrán los intelectuales del Sistema a explicárnoslo. Nos lo darán en un puré con sabor a progresismo, pero sin socialismo alguno, en una combinación de sucedáneos, que parecen pero no son, para que lo metabolicemos y durmamos tranquilos… Siempre podemos recordar aquello, que tanto nos dolió en el pasado, de que para hacer una tortilla hay que romper algunos huevos (u ovarios, que para eso hay paridad).

Todo cambia. Cambian las heridas cicatrizándose. Cambian las valoraciones, diluyéndose en la desmemoria, en el olvido. Cambian las mentiras de tanto repetirlas, a medias verdades, que son peor aún. Cambia el collar del perro, pero sigue teniendo la misma mandíbula. Cambia la pierna mordida, pero el dolor lo sienten las mismas personas.

1otan-siTodo cambia, incluso aquello que ayer nos parecía moral, legal, éticamente y hasta estéticamente inaceptable, hoy lo vemos anecdótico. Aquella legislación, aquella reforma laboral, contra la que hicimos Huelga General hoy es nuestro referente. Nuestra aspiración. Aquél que ayer nos pareció un traidor, por meternos en la OTAN, en Maastricht, o reformar la Constitución para asfixiarnos perpetuamente, hoy bien puede ser nuestro consorte, por ejemplo en el socialchovinista cortijo andaluz (todo sea por hinchar egos –el de Centella y Valderas- o por garantizar los asientos, y sus correspondientes remuneraciones, de las Consejerías y Secretarías)… No pasa nada, Todo es la Nada, que es lo que estamos sembrando. Y si para medrar hay que cambiar, pues se cambia. Podemos terminar siendo el ala republicana de la monarquía, o lo Delegados sindicales de los miembros (y “miembras”) del Consejo de Administración de uno de esos bancos, que expropian viviendas a parados, mientras se reparten millones en sueldos y sobresueldos.

Incluso, ya puestos a cambiar, podemos dejar de ser los reos y ser los mejores jueces, contra aquellos de nosotros que, al carecer del bazo suficiente, se nieguen a reír las gracias al Sistema que les está “jodiendo”.

Todo cambia, lo hemos aprendido en Andalucía,, y si para ganar un puñado de votos tengo que cambiar mis principios me lo dices, ya sabes, tengo otros…

Zana

 

 

 

 

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet