SENTADOS SOBRE LAS BAYONETAS

El debate que debimos ganar

Hace ahora prácticamente un año se celebró la X Asamblea Federal de Izquierda Unida. En ella, siendo honesto, he de reconocer que se acordó, se aprobó mayoritariamente, una “tesis” con la que no estuve, ni estoy, de acuerdo.

1 tiroFue una tesis sustancial, como línea argumentativa, como seña de identidad, y no estuvo registrada en formato explícito (claro), sino que se constató, como suele, de forma implícita. Se trata, sin rubor y por no andarnos con eufemismos, de cambiar votos por coherencia. Tomar asientos, (poltronas), perdiendo dignidad.

Estar, nos dicen, donde se toman las decisiones, sin importar el “pelaje” del sitio, ni la utilización que vayan a hacer de nuestra presencia, testimonial, allí.

Podría decirse, utilizando nuestro propio lenguaje, y por simplificar, que se trata de una traición. Pero traición, ya se sabe, es el golpe que no esperas, y, aquí, en Izquierda Unida, hace ya tiempo que algunos estábamos esperando esto. Era cuestión de tiempo que algunos dirigentes, con tal de estar en la “carrera política”, aceptasen sentarse sobre las bayonetas. Esas mismas bayonetas que el sistema ha usado para lacerarnos y sobre las que, acertadamente, Talleyrand creía que no podría fundarse una sociedad nueva.

Las mismas bayonetas sobre las que, (¿habrá que pedirles perdón?), acusamos en su día de sentarse a C. Almeida, Pérez Royo, López Garrido…, Curiel…, Sartorius…, Carrillo, etc. etc.

Así que, excluyendo que era lo esperado, uso el término traición, en cuanto a quebrantando de la fidelidad y de la lealtad, pero lo dirijo, exclusivamente, a los miembros de la Dirección Federal que, ahora, (y vuelvo a remarcar como importante esto de “ahora”), nos hablan de que hay que maquillar, reformar, el sistema.

Esas Compañeras y Compañeros, los mismos que defendieron no hace tanto, que se puede esperar, mientras llega la revolución, sentados en 1caja madrid IU-PP.-PSOEun Consejo de Administración de una Caja de Ahorros que desahucia. Y donde dice Consejo de Administración, ponga usted Consejerías andaluzas, Tripartitos catalanes o el Eusko Jaurlaritza (Gobierno Vasco), lo mismo da con quien o para qué, con tal de estar sentados al calor del poder.

La semana pasada pusimos la nata al pastel y, cómo no, aceptamos colocar nuestras asentaderas en la bayoneta del Consejo General del Poder Judicial (un CGPJ del que hemos dicho perlas por su inequívoca servidumbre y postración ante el bipartidismo político). Loables, pero plagiadas al PSOE de los años ochenta, son las explicaciones internas que hemos tenido que oír. En algunos casos concretos, (y emulando de forma magistral al “mejor” Felipe González), la justificación fue, directamente, el desprecio o el insulto.

Me temo, viendo la deriva y el apego al poder que algunos compañeros están demostrando, (Cuadros ya profesionalizados y a los que hablarles de perder el momio, el calor del trono, les da urticaria), que lo próximo, la guinda de este pastel del desconcierto, sea pedir una poltrona en el Consejo de asesores de la Casa del rey (si esto existe), o en el FMI…, o en la misma OTAN. Todo sea por participar, por estar.

Reconozco que también hay Compañeros y Compañeras, la Base de la Organización, (gente honrada, desinteresada y luchadora, sin ningún género de dudas), que, creyendo honradamente en lo que dicen, apuestan por el “entrismo”, esa suerte de posicionamiento, siempre oí que del “odiado” –por algunos- troskismo, que abunda en lo de entrar para cambiar desde dentro. A priori, estas Compañeras y 1censura-boca-3001Compañeros, piden fe en la palabra. Confianza en la tesis. Tiempo, darle tiempo al tiempo, por aquello de que de lo que se trata es de confrontar hechos contra hechos, no ideas contra ideas, y para ello hay que dejar pasar el tiempo. Lo cierto es que cada vez nos parecemos más a “ellos”, al bipartidismo del PPSOE, y utilizamos sus mismas disculpas de manual: primero la presunción de inocencia, después, al cabo de los años, cuando está demostrado el “delito”, viene aquello de “a mí no me hables del pasado que yo miro para adelante”…, en fin, el cuento tantas veces oído y tantas veces criticado por nosotros mismos.

A mí entender, malvender la dignidad, es un mal camino y, además, de corto recorrido. Una mala idea esa de cambiar principios por intereses. Un mal planteamiento, que, como tal, no puede salir airoso y del que, por lo tanto, y aplicando la coherencia reclamada en otros, yo no voy a participar (de forma ejecutiva), ni amparar (con mi silencio).

Sencillamente porque tan importante es aprender de los errores del pasado, como de las decepciones causadas o recibidas.

Zana

 

Un comentario para “SENTADOS SOBRE LAS BAYONETAS”

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet