PRESUPUESTOS SOCIALES, CRUCIFIJOS Y CHAPAPOTE

¿Por qué lo llaman progreso si nos lleva hacia atrás?

Subidos en el pedestal, para que el lodo y la inmundicia en la que ya ha muchos les obligan a vivir, los dirigentes del PP sacan pecho. Ufanos, sonríen, no es para menos. Han vuelto a convencer al Pueblo de que el hambre, realmente, no está en su estómago, sino en su imaginación. A ese Pueblo al que hace bien poco ya le habían convencido de que comer tres veces al día es vivir por encima de sus posibilidades. Sí, sonríen, tienen derecho a ello, con 140.000 votos menos sacan 3 diputados más. Están tranquilos, el chapapote ha anegado de tal manera las cabezas que impide que lo que los ojos ven lo procese el cerebro. Estupidez selectiva, lo llaman los expertos.

Abajo, a ras de suelo, trabajadores, funcionarios, pensionistas, estudiantes o parados, se miran unos a otros sin entender qué o cómo ha sucedido. Solo unos pocos se preguntan por qué. Se miran en la desconfianza. Todos niegan. Nadie les ha votado. Buscan entre sus ojos la prueba de culpabilidad de aquellos que, ausentes voluntariamente de las urnas, estén cubiertos de la ignominia que acompaña al derrotado que no se defendió. Ya no importa. Todos van a sufrir las consecuencias, los que votaron coherentemente, los que no y los que, curiosidades de la vida, dicen luchar contra el sistema dándole oxígeno en forma de abstención. Quizás estos compatriotas tan desencantados de la vida política no hayan oído aquello de que: quien calla otorga.

Regularmente las memeces eructadas por el Equipo de Gobierno de España, por llamar de alguna manera a estos subalternos empleadillos de la Troika, se las repartían entre el “hilitos de plastilina” Rajoy, la “desdecidora” Sáenz de Santamaría y el ínclito y nefasto ultra extertuliano Wert. Pero en los dos días siguientes de su silenciada, y contundente, derrota en Euskadi, de la que nada dicen sus medios de desinformación, se nos descuelgan dos ministros haciendo proselitismo de la imbecilidad. Lo mismo hay un concurso interno, entre estos vasallos Troikianos, para ver quien hace mejor el esperpento.

Quizás sea lo que su parroquia quiera, y nunca mejor utilizado el término parroquia, pero de meada fuera del tiesto se puede tildar el exabrupto que el ministro del Interior, actuando como verdadero “ujier” del Papa Ratzinger, soltó ante los medios de comunicación de medio mundo. “España será cristiana o no será”.

Resalta la dureza, la falta de caridad de quien, siendo Numerario del Opus Dei, amenaza con destruirlo todo, y ése todo es España, si no pasamos por la vicaria. Parece como si sugiriese una obligatoria (y temible) vuelta a los años de confesionario y delación. La España de aquellos hombres de mirada dura y de mano aún más dura, que todo lo dejaron atado y bien atado. La España de la peineta y mantilla que tanto les gusta a “Sor Aya” Sáenz y a Dolores de “Pos Pedal”. Esa España casposa, taciturna y reprimida, ha despertado. ¡¡¡Qué Marx nos pille educados!!!

Y es recurrente, entre estos patriotas de pacotilla que militan en el PP, eso de “si hay que hundir España la hundimos”. Quién no recuerda a Cristóbal Montoro, ministro de hacienda, declarar públicamente y sin vacilar: “dejemos que España caiga, ya la levantaremos nosotros”.

Y no se le ocurre nada mejor para ello, para levantar España, que elaborar unos Presupuestos Generales de Estado que, según el mencionado, incompetente y embustero jefe del sistema tributario patrio, son los más sociales de la democracia ¡¡¡adorado sea Marx!!!

Una vez más, y ya van muchas, los Presupuestos Generales del Estado cargan contra las capas inferiores del Estado. Ni siquiera han hecho caso, esta vez, al FMI que reconoce que han sido un gran error las políticas encaminadas a reducir el gasto público y a disminuir la protección social. Que son, y han sido, contraproducentes, las políticas dirigidas a privatizar los servicios públicos y las pensiones. Que no hay salida posible de la crisis insistiendo en ejecutar, correcta elección del verbo, políticas dirigidas a reducir los salarios.

Crucifijos impuestos y chapapote hasta el tuétano. Así somos y así vivimos. La única buena noticia es que les tenemos rodeados… ellos a nosotros.

Zana

 

Un comentario para “PRESUPUESTOS SOCIALES, CRUCIFIJOS Y CHAPAPOTE”

  • Angels:

    Ya ves, querido Zana, que andamos a toda prisa marcha atrás, a tiempos de Inquisiciones y Semanas Santas perpetuas. Las señoronas pueden lucir encajes y perlas mientras la gente del común llora ocasiones perdidas y vuelve a no enterarse de que no hay nada digno en aceptar la servidumbre votada. Si la indignación tuviera algún valor no deberíamos preocuparnos nunca mas por el recibo de la luz. Un abrazo fuerte mientras hoy es obligado añadir leche a nuestro café… En esta solidaridad también nos encontramos.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet