OTRO VILLANCICO EN PROSA

EL HAMBRE DE MUCHOS LLENA LA DESPENSA DE POCOS.

Míster Scrooge se durmió leyendo a Shakespeare. Sobre su barriga inflada reposaba El mercader de Venecia. La noche en esos últimos días de diciembre era fría. En la calle, niños hambrientos cantaban no se sabe qué esperanzas en espera de una limosna que no llegaba. En las casas los hombres culpaban a sus mujeres por las ollas vacías y éstas les mostraban las desangeladas despensas.

Por la cabeza del viejo avaro, tan admirado como envidiado, aún resonaban las palabras que habían salido de la boca de Shylock: <<Y si nos ultrajáis, ¿no nos vengaremos?>>.-Probablemente no, -se respondió míster Scrooge, mientras entraba dulcemente en un sueño alucinado por causa de una mala digestión. <<Podemos haceros lo que queramos, no esperamos respuesta>>. Míster Scrooge sabía de lo que hablaba. El pueblo, idiotizado e individualizado, había sido vencido sin oposición.

Hacía tiempo que en la puerta de su despacho de prestamista había mandado colgar un pasquín en el que figuraba la siguiente frase: “El hambre no está en tu estómago, está en tu imaginación”. Sólo él sabía lo eficaz, lo paralizantemente eficaz, que aquella frase era. Los hombres lo leían, los pocos que sabían leer, y asentían. Había algunos osados, aquellos malditos reaccionarios, que intentaban discrepar, pero siempre se encontraban con alguien que, desde su misma hambre, les recordaba que <<siempre ha habido pobres, y siempre los habrá>>.

Míster Scrooge estaba preocupado. A él habían llegado rumores de que alguien estaba elaborando un informe sobre la pobreza. Aquello significaba que tendrían que actuar. Sí, tendrían que elaborar un plan de choque. La primera medida sería negar la existencia de la pobreza, eso les mantendría una temporada ocupados. Seguiría una campaña para culpar a los propios menesterosos, debido a su insultante comodidad y falta de iniciativa, de esa supuesta pobreza. Un siguiente paso era ofrecerse como solución, esta medida les daba, a míster Scrooge y a su selecto grupo de amigos, la posibilidad de tomar las iniciativas pertinentes y que nadie pudiese cuestionar su supuesta legalidad.También, se dijo míster Scrooge, habría que actuar sobre el causante del problema: había que neutralizar a ése peligroso izquierdista.

Hubo un hombre, el bueno de Dickens, que intuyó, quizás deseó, un final feliz a esta historia. Se equivocó.

Míster Scrooge había dormido mal esa noche, pero cuando por la mañana se echó el agua fría a la cara apreció que, en realidad,  nada había cambiado. Y que nada tenía por que cambiar.

En esa mañana, en la mañana siguiente, y en todas las mañanas que siguieron a esa mañana, millones de niños fueron muriendo de un hambre que, definitivamente sí, estaba en su estómago. Millones de padres y madres siguieron sufriendo y acusándose, estúpida, inútil y mutuamente de quién era el culpable. Y muchos, miles de míster Scrooge, siguieron durmiendo azarosamente debido a las malas digestiones de sus opíparas y cotidianas cenas. Unas digestiones que, estas sí, también se realizaban plácidamente en sus cabezas.

También, a lo largo de todos estos años, los hombres que osaban hablar de la pobreza, habían sido sistemáticamente asesinados, encarcelados, apaleados, ninguneados, despreciados. Olvidados.

Sin embargo, cada uno de ellos seguía teniendo el mismo e ilusionante sueño.

Pero ¿son los sueños mentiras si no se hacen realidad?

PD: para 2011 te deseo COHERENCIA, que es la suma de la INTELIGENCIA y la HONRADEZ.

11 comentarios para “OTRO VILLANCICO EN PROSA”

  • Alberto:

    Me gusta mucho tu cuento, Zana, por la sutil y magnífica adaptación dickensniana que transmite a los tiempos actuales…
    Seguramente la sinrazón actual, y su voraz tendencia a la depredación del ser humano, no se producirían si en nuestra clase política pudiésemos contar con personas como un Dickens,…o como un Zana y otras mentes lúcidas e inteligentes que se encuentran maniatados y cautivos de su propia modestia, humildad y sencillez.
    Yo también, para el 2011, me adhiero a desearos Coherencia,…junto con Libertad, Igualdad y Fraternidad.

  • Marley:

    ¿En que cuento te has inspirado? Tal vez en “Las campanas”. Simple curiosidad, ya que ambos tienen un final más optimista que el tuyo.
    Mi nombre ya sabes que es el del socio de Scrooge, espero que no te moleste, pues parece que se ha reencarnado en tí. (Lo digo porque ya sabes que su espíritu se aparece al pobre Scrooge para que vea su destino y lo cambie; más o menos lo que pretendes tú con el artículo)
    En cualquier caso tu escrito y el de Dickens, en cuanto argumentación me refiero, se parecen como la morcilla y el jamón. Los dos se comen, pero…
    Haces mal, en utilizar textos y autores para tus peroratas políticas, yo creo que no lo necesitas; a no ser que con ello nos pretendas convencer de que eres un personaje cultivado. Y a fe que lo eres, al menos aquí y no voy a ser yo quien pretenda demostrar lo contrario.
    En cualquier caso, te deseo que no se te agote la coherencia que no creo que sea lo que tu dices.
    (Un mal bicho puede ser coherente si de dedica con ahínco a hacer fechorías y puede poseer una gran inteligencia, pero la honradez le falta)(Es más corriente el honrado, pero que es un zoquete y por ello, por su simpleza también es coherente, pero no inteligente). Por tanto la coherencia más que ver con ser consecuente que con la inteligencia o la honradez.
    En cualquier caso, en tu persona la honradez y la inteligencia me constan, de modo que no tienes nada de que preocuparte.

  • Marley:

    Marley:
    Tu comentario está pendiente de moderación

    diciembre 23, 2010 en 2:42 am
    ¿En que cuento te has inspirado? Tal vez en “Las campanas”. Simple curiosidad, ya que ambos tienen un final más optimista que el tuyo.
    Mi nombre ya sabes que es el del socio de Scrooge, espero que no te moleste, pues parece que se ha reencarnado en tí. (Lo digo porque ya sabes que su espíritu se aparece al pobre Scrooge para que vea su destino y lo cambie; más o menos lo que pretendes tú con el artículo)
    En cualquier caso tu escrito y el de Dickens, en cuanto argumentación me refiero, se parecen como la morcilla y el jamón. Los dos se comen, pero…
    Haces mal, en utilizar textos y autores para tus peroratas políticas, yo creo que no lo necesitas; a no ser que con ello nos pretendas convencer de que eres un personaje cultivado. Y a fe que lo eres, al menos aquí y no voy a ser yo quien pretenda demostrar lo contrario.
    En cualquier caso, te deseo que no se te agote la coherencia que no creo que sea lo que tu dices.
    (Un mal bicho puede ser coherente si de dedica con ahínco a hacer fechorías y puede poseer una gran inteligencia, pero la honradez le falta)(Es más corriente el honrado, pero que es un zoquete y por ello, por su simpleza también es coherente, pero no inteligente). Por tanto la coherencia tiene más que ver con ser consecuente que con la inteligencia o la honradez.
    En cualquier caso, en tu persona la honradez y la inteligencia me constan, de modo que no tienes nada de que preocuparte.

  • Zana:

    Gracias Marley por participar en nuestra página. Espero lo sigas haciendo.
    Sobre la coherencia, la inteligencia y la honradez, solo una aclaración: la honradez de que hablo es para con uno mismo.
    Saludos

  • Marley:

    Zana, no creo que me sea posible seguir participando. Total ¿para qué? Si uno hace preguntas que no se contestan.
    Y otra cosa. Si de algo estoy seguro es de que no es posible engañarse uno a sí mismo, lo puedes intentar, pero no es posible; por tanto pienso que en este caso la coherencia y la honradez vienen a ser una misma cosa.
    Saludos y os deseo lo mejor para el año recién comenzado a todas las personas que participaís o leen en esta web.

  • Zana:

    Hola Marley,
    en realidad no sé qué pregunta ha quedado sin respuesta “¿en qué libro me he basado?”
    Por otra parte tampoco sé si yo concretamente tengo respuestas para todo. Éste es un lugar donde opinar, para enriquecernos todos. Sí quieres publicar algo, en la línea de lo que este blog es, un blog de izquierdas, de un partido en concreto, pero abierto a cualquier aportación “desde la izquierda” te invitamos a que nos mandes tu escrito y lo publicamos. Además de agradecértelo.
    Ánimo, parece que tienes buena pluma literaria, aprovéchala, enriquécenos. Publica algo. Gracias.

  • Marley:

    Zana, he llegado a la conclusión que de contigo todo queda definido por dos palabras: aptitud y actitud.
    La primera es innegable. Eres capaz de pergeñar un gran artículo, proponer algún debate, remover alguna conciencia, etc.
    Por tanto, tienes alma y vocación de líder (no me cabe ninguna duda de que en algún partido se daría con un canto en los dientes por poder contar con alguien con tu capacidad). No se me ocurriría siquiera proponerte una opción de cambio, pues tienes muy claro lo que eres y lo que me parece más importante, lo que quieres ser.
    Hasta aquí mi cupo de halago, sincero eso si, que no soy yo muy zalamero como habrás comprobado.

    En cuanto a la segunda: la actitud, pues viene a ser un poco la contradicción de la primera. Si ambos sabemos que una pregunta se formula entre interrogantes y que además se puede comprobar que solo hay formulada una, ¿cómo se explica que aún no me la hayas contestado?¿Que no entiendas?
    Ya sé que tienes vocación política y por tanto la suficiente cintura para escabullir el bulto contestado obviedades y por si fuera poco, aunque sea sin intención, pareces menospreciar a uno en su inteligencia.
    Ya sé que un blog de IU es de izquierdas y te agradezco el ofrecimiento y el halago… por lo de la “buena pluma literaria” (ja,ja,ja,ja).
    ¡Vaya intuición la tuya! Solo con un breve comentario las conclusiones que sacas. Igual soy un Demóstenes y no me había enterado jopelines. Me lo tendré que hacer mirar.

    Me invitas, pero eso sí… siempre y cuando mi aportación sea “desde la izquierda”.

    Con ello afirmo que no os diferencias de los demás en cuanto actuación, tienéis otro predicamento, pero los actos los ejecutais igual.
    Como no me quieres contestar a mi curiosidad, créeme que se trataba solamente de eso, tengo otra pregunta.
    En el supuesto de que yo no sea de izquierda, si escribiera algo bueno aunque no fuera en esa línea, escrito eso si, desde el respeto y la tolerancia ¿lo publicarías?
    Como empezaba esto con la palabra aptitud, no creo necesario aportar más datos para que entiendas que esto es solamente una hipótesis y no un reto.
    Es posible que bien pudiera ser yo más papista que el papa.
    Saludos.

  • Zana:

    Hola Marley. Pues tu cupo de halago, de verdad que creo que exagerado, te lo agradezco en lo que es: vitamina para el ego. Gracias. Pero repito creo que son exagerados.
    En cuanto a la segunda parte de tu escrito. En serio, no sé a qué te refieres. Mira, este es mi correo personal [email protected] por favor mándame un correo explicándome lo que quieres que te conteste y con gusto lo haré.
    En relación con lo de escribir en esta página tú mismo te has contestado: si escribiera algo bueno aunque no fuera en esa línea, escrito eso si, desde el respeto y la tolerancia ¿lo publicarías?…La respuesta es Sí. Sólo una salvedad. Se debe escribir desde el respeto, pero sabiendo que respetar a uno es, entre otras cosas, no ir a su casa, en este caso nuestra página web, a sembrar polémicas estériles, a crear debates ficticios o a desviar la atención con cortinas de humo. Tú debes saber, estoy seguro que lo sabes, qué es “en esa línea” para nosotros y qué es “contra esa línea”.
    Tú lo sabes. Escribe y luego juzga nuestra tolerancia.
    Gracias por enriquecer nuestra página. Y gracias, otra vez, personales.
    Por favor, mándame ese correo.
    Saludos.

  • Marley:

    Zana: Aunque parezca increíble, tu obstinación a no querer entender mi pregunta- siendo por otra parte tan sencilla- ya es para mí una respuesta. No insistiré más, olvídalo.

    Ya te dije en mi anterior comentario que parecías menospreciar a uno en su inteligencia. Cuando yo digo lo de escribir desde el respeto y la tolerancia se supone que sé lo que significan ambos conceptos y por ello me puedo sentir “molesto” por las dudas.
    Lo que yo formulaba como hipótesis de trabajo ( a pesar de terminar como lo hice) lo interpretas tú como lo has hecho (mal naturalmente) y por ello haces objeciones.
    Siguiendo como hipótesis de trabajo. Si a mi se me ocurriera “poner alguna objeción”, por ejemplo a la gestión de Cayo Lara (a éste porque lo citas en tu último trabajo y sólo es un ejemplo), no me cabe duda que lo interpretarías como <>, <> o <> (empleando tus propias expresiones).

    Con esas premisas, que he de aceptar de antemano, ya me queda claro donde está la tolerancia. Si escribo para dar palmaditas en la espalda, estaré “en esa línea”. Si por ventura se me ocurriera lanzar algún dardo, aunque fuera inocuo por lo poco envenenado, ya estaría crendo discordia interna y como consecuencia “contra esa línea”.

    Y por si fuera poco, lo que me ha hecho sonreír, pícaramente todo hay que decirlo, es lo de: <>. Me ha hecho recordar una anécdota vivida por mí hace años. Sintetizando venía a decir algo así… Primero haz lo que yo te mando y después reclama… Se trataba de una reivindicación laboral.

    Por ello, entenderás que no acepte. No habiendo confianza en mi palabra de respeto y tolerancia, creo que es lo que procede. Seguiré leyendo y no descarto algún comentario si lo considero oportuno y se me deja.
    Saludos.

  • Marley:

    Como la webmaster María Cañizares no ha previsto o no ha creído oportuno habilitar estilos y código htlm para los mensajes de comentarios, pues en el mío ha desaparecido el texto que yo puse entre (). Yo no lo sabía y tampoco lo reprocho pues ciertamente ni puñetera falta que hace aquí y veo que para las entradas si lo ha hecho.
    Aunque el texto que falta se puede deducir facilmente y no debería ser necesario, para que no haya dudas, en vez de repetir el mensaje completo, añadiré aquí lo que falta.

    1º:
    2º:
    3º:
    4º:

    Perdón, culpa mía.

  • Marley:

    Increíble, a ver si a la tercera:

    1º: cortinas de humo.
    2º: polémicas estériles.
    3ª: crear debates ficticios.
    4º escribe y luego juzga nuestra tolerancia.

    No sé yo, miedo me da cuando no se pueden utilizar todas las opciones del teclado, jejeje. Si esta vez no funciona dimito y si funciona eureka.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet