NACIONALISMO VERSUS INTERNACIONALISMO

Cuando oigas gritar ¡¡viva la Patria!! tranca la puerta

Todas las “derechas”, incluso el PP, sienten el patriotismo en el mismo sitio corporal y geográfico. Es un lugar situado en el pecho, a un lado, al izquierdo regularmente. Sí, eso es, ese lugar es el bolsillo de su americana, donde, ellos que pueden, llevan la chequera. Ahí llevan y ahí les duele, todo su amor a la patria, se llame ésta como se llame y esté ésta donde esté.

Y aclaro, antes de seguir y que algún imbécil me destroce el texto, que en absoluto me refiero al apego, orgullo o amor que cada uno pueda tener por la tierra donde nació o donde vive.

Quien en estos momentos ocupa el puesto de ministro de Exteriores, que no deja de ser, recuerdo, el garante de la diplomacia, nos ha salido con un eructo mental en el que intentó ligar, en imposible mahonesa ideológica: marxismo, nazismo y nacionalismo.

En manos de exégetas politólogos dejo los tortazos académicos adecuados a tan patán aprendiz. Me supongo, incauto de mí, que el otro sinWERTgüenza de ministro, el de Educación, ya le haya reconvenido, afeándole que haya abierto la boca(za) para dejar latente que el nivel intelectual del Gobierno español está, utilizando los términos de sus Agencias de Calificación, en “bono basura”.

En serio pienso que el PP, la derecha estructurada en torno a los rescoldos fascistas del franquismo, tiene un serio problema. Y no sería preocupante, al menos para mí, si no se diese la circunstancia, terrible circunstancia, de que, de la mano del PSOE, han adecuado, por no decir adulterado, la ley electoral, para garantizarse la Alternancia en dos de los tres Poderes; el Ejecutivo y el Legislativo. El Tercer Poder, que no sólo abarca al Judicial, aunque también, el que controla realmente los entresijos diarios del Estado, desprende, ideológicamente, digamos un insoportable y maloliente aroma conservador. Con sus raras excepciones, evidentemente.

Pero volvamos al inicio, a esa demostración de incultura politicofilosófica del infausto poseedor de la Cartera de Exteriores. Si hubiese tenido a bien, no ya leer entero el Manifiesto Comunista, sino memorizar la que quizás es la frase más recordada de éste, aquella con la que termina el citado Manifiesto y que dice: ¡¡Proletarios de todos los países, uníos!!, quizás, y solo quizás, el pudor hubiese guiado su lengua y no hubiese hecho el espantoso ridículo del que hoy se mofa medio mundo “mundial” y todo el mundo intelectual.

El marxismo, el Marxengelsismo puede que fuese más correcto decir, fue concebido Internacionalista y mantiene viva la esencia de que, modificaciones lingüísticas aparte, solo hay dos patrias; la de los incluidos y la de los excluidos.

Como digo, si alguna característica inspira y transpira el marxismo, es Internacionalismo. Un Internacionalismo que establece, y reconoce, como prioritaria la defensa del Conjunto (o sea, de la Clase obrera mundial) sobre la Parte (es decir, los nacionalismos individualistas).

Sencillamente, hay que ser muy limitado intelectualmente, como lo parece nuestro inculto ministro de la diplomacia, para no darse cuenta de que, hoy en día, incluso el Capitalismo mantiene su dimensión y actividad de forma Global. Él mismo, el capitalismo, ha desechado el concepto de nación-frontera que creó, en principio, para superar el feudalismo, que no viene mal recordar se caracterizaba por la limitación de la economía natural y del mercado local.

Claro que esto del Internacionalismo no es una primicia que se sacasen de la chistera Marx o Engels. Ahí está la lucha que juntos llevaron, hace dos mil años, tracios, galos, romanos, germanos y africanos, contra el enemigo de siempre: el imperialismo, en aquél caso el romano. En recuerdo de aquella lucha internacionalista, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknencht, denominaron “Liga Espartaquista” a su organización internacionalista.

Y sí, como veis, hemos caído en su trampa. Del robo que banqueros alemanes, apoyados por banqueros y políticos españoles del PP y del PSOE, nos hacen a los trabajadores españoles (y a los alemanes también) no hemos hablado ni una palabra. Lo mismo es lo que querían hacer: despistar el tiro.

Zana

 

Un comentario para “NACIONALISMO VERSUS INTERNACIONALISMO”

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet