Manifiesto de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Publica

 

Queremos hacernos eco y dar difusión  del manifiesto que la Asociación para la Defensa de la sanidad Publica envió a los medios de comunicación.

 La medida no puede ser mas negativa: tenemos unos pensionistas con unas pensiones muy bajas (el 8,51% cobra menos de 300€ y el 54,02% menos de 650€) lo que les colocara en la tesitura de optar entre pagar los medicamentos y comprar alimentos, cualquier decisión que tomen será muy negativa para su salud.

 

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en León, integrada en la FADSP, quiere hacer pública nuestra posición respecto a la decisión del Consejo Interterritorial de aprobar una serie de medidas para disminuir el gasto sanitario, decisión que rechazamos totalmente porque son muy regresivas y porque van a penalizar a los mas enfermos y los mas pobres, generando desigualdades intolerables a la hora del acceso a las prestaciones sanitarias.

La mas comentada es la instauración del copago de los medicamentos a los pensionistas y el aumento del copago a las personas con empleo.

La medida no puede ser mas negativa: tenemos unos pensionistas con unas pensiones muy bajas (el 8,51% cobra menos de 300€ y el 54,02% menos de 650€) lo que les colocara en la tesitura de optar entre pagar los medicamentos y comprar alimentos, cualquier decisión que tomen será muy negativa para su salud.

Por otro lado, se habla de establecer copagos distintos según tramos de renta, y esta opción tiene algunas dificultades y costes que no se consideran. Entre las dificultades, el hecho de que la renta es variable (mas aún en un momento de crisis económica en que el desempleo y la disminución de ingresos amenaza continuamente a la mayoría de la población) y que en España el fraude fiscal es muy elevado y de difícil control, con lo que los defraudadores seguirán muy probablemente sin pagar mientras se penalizara a las personas que viven de un salario, una pensión o la prestación por desempleo.

Además, poder discriminar entre niveles de renta (incluso se ha dicho que también por presencia de enfermedades crónicas) conlleva la necesidad de un cambio de las tarjetas sanitarias de toda la población (47 millones de personas) dependiendo de la complejidad que se quiera incorporar a las mismas, la estimación de coste significa entre 470 y 900 millones €, es decir el gasto de gestión absorberá fácilmente los ingresos previstos, al menos durante el primer año.

Toda la experiencia internacional señala que los copagos en medicamentos favorecen la no cumplimentacion de los tratamientos, una mayor utilización de urgencias y mayores tasas de hospitalización, por lo que además de producir problemas de salud habrá que contar con este aumento de los costes.

Otras medidas planteadas tienen planteamientos mas demagógicos. Se habla de sacar fuera del catalogo de prestaciones cuestiones de gasto muy poco significativo, la central de compras se vuelve a prometer su puesta en funcionamiento (la primera vez fue hace 10 años), etc.

Desde la FADSP hemos propuesto al Ministerio una serie de medidas que sin suponer copagos, ni exclusión de prestaciones, lograrían un ahorro de casi 10.000 millones €, mejorando la racionalidad y la eficiencia del sistema sanitario público.

Desgraciadamente, el Consejo Interterritorial ha optado por penalizar a los mas enfermos y los mas pobres.

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Publica

León, a 18 abril de 2012

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet