MANIFIESTO AISPAZ LUNES SIN SOL 19 NOVIEMBRE 201

 

El feminicidio es la violencia generalizada y sistémica dirigida hacia las mujeres cuyo germen es la falta de equidad de género y que se hace patente en el momento en que una mujer se evidencia como dueña de sus actos y decisiones, desafiando los planes expresos o tácitos que los hombres de su familia, la sociedad o el Estado dibujaron para ella.

 

El lunes escuchábamos y participábamos en otro lunes sin Sol,  y ayer nos despertábamos con la terrible noticia de que la violencia se desataba de nuevo, ahora en  León, en Bembibre, “otro lunes sin sol  mas”, “otro numero mas”,  cuando llegara el día en que estos actos no sean necesarios,  por que todas las personas seamos iguales como  nos reconoce la constitución hagamos entre todos que esto sea posible.

Escrito por AURORA PANIZO LUENGO

 

Un lunes más la Plataforma contra la violencia machista de León se concentra en esta Plaza para expresar nuestro rechazo ante dos nuevos asesinatos de una mujer a manos de su pareja o expareja. Una joven fue apuñalada por su pareja en Funegirola, Málaga, la noche del 16 de noviembre y Malika A. J. joven 20 años fue asesinada en Parla, Madrid, por su pareja de 29 con quien convivía y que la sometía a frecuentes palizas. Con ellas son ya 46 las mujeres asesinadas en lo que va de año. Por ellas guardaremos un minuto de silencio.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua no recoge la palabra feminicidio. No mentarlo es negar la realidad que ejemplifica el término.

El feminicidio es la violencia generalizada y sistémica dirigida hacia las mujeres cuyo germen es la falta de equidad de género y que se hace patente en el momento en que una mujer se evidencia como dueña de sus actos y decisiones, desafiando los planes expresos o tácitos que los hombres de su familia, la sociedad o el Estado dibujaron para ella.

Hay un hecho objetivo, y es que una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual alguna vez en su vida.

Señalamos al patriarcado capitalista y al Estado como responsable por acción u omisión de perpetuar esta realidad que persigue menoscabar la dignidad de las mujeres. Es responsable por los réditos que obtiene al explotar “mano de obra” femenina -de modo especialmente cruel en ciertas partes del planeta- y que, empobrecida, disciplinada e intimidada, servirá en mayor medida a la obtención de beneficios económicos de su fuerza de trabajo, muchas veces gratuita, como es en todos los países el caso de los cuidados. Véase así mismo el caso de las maquiladoras, explotadas y sin derechos laborales en toda Centroamérica y en Asia, víctimas de los abusos de esas grandes marcas que luego nos venden a precios de oro; o la trata de mujeres con fines de explotación sexual, cuyas ganancias se triplicaron el año pasado hasta alcanzar 96.000 millones de dólares, convirtiéndose en el segundo negocio más lucrativo después del narcotráfico. Tampoco podemos olvidar a todas aquellas que son violadas sistemáticamente como “arma de guerra” en lugares con conflictos armados.

Normalizar esta violencia no hace más que poner en riesgo la vida de las mujeres. La mayoría de las mujeres y niñas centroamericanas (así como asiáticas y africanas) sufre esta violencia que, ligada a la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, pretende imponer a las mujeres un determinado ordenamiento familiar, religioso, laboral y social. Las consecuencias son la falta de respeto a sus decisiones, el maltrato familiar, la discriminación social y laboral, el acoso sexual en el trabajo o en la escuela y, en caso de cuestionar el “orden establecido”, amenazas a su seguridad, discriminación y muerte. Centroamérica, especialmente Guatemala, El Salvador y Honduras, se constituye como el área del continente americano donde más se repite el homicidio alevoso de mujeres de todas las edades, condiciones sociales, profesiones y niveles educativos.

La ONU denunció el asesinato de 448 mujeres en Guatemala, sólo de enero a agosto de 2011. La Alta Comisionada para los Derechos Humanos se alarmaba ante el funcionamiento de la justicia, que sólo había analizado 144 casos de las 6.318 denuncias presentadas.

Los asesinatos de mujeres configuran un compendio de hechos de lesa humanidad, el cénit de la cadena de violencias que se ven forzadas a enfrentar cotidianamente las mujeres y constituye la manifestación más cruel de una sociedad machista que acepta y normaliza este tipo de actos. Según Sara Verdú del Colectivo Sur-Cacaria, “Estamos ante una violencia que, como herramienta de control social, asegura la impunidad de quien la practica y el terror hacia las mujeres que se organizan para hacerle frente”.

Aquí en España, los datos no son tan demoledores, pero queda mucho trabajo por hacer. Este Gobierno está desmantelando el Estado del Bienestar y las políticas de igualdad de las mujeres por “insostenibles”, dice; pero ¿podemos sostener el incremento de la desigualdad social y de género?

Estamos asistiendo a una ofensiva patriarcal muy preocupante. Las medidas que viernes tras viernes y de forma gradual el gobierno actual del Partido Popular decreta contra derechos conseguidos y que afectan a los sectores más vulnerables de la sociedad, pone en peligro los avances logrados a lo largo de estos años. El recorte presupuestario y político de la igualdad entre mujeres y hombres está siendo simultáneo al derribo del Estado de Bienestar -pensiones y servicios públicos de educación, salud, de atención a la dependencia y sociales- una apuesta por la recesión y el incremento de la desigualdad de género y social mientras el paro supera los 5 millones de personas.

Como señala Nines Fidalgo “constatamos un verdadero rearme patriarcal”.

El feminismo, la igualdad entre hombres y mujeres, no es un lujo para tiempos boyantes. Los derechos conquistados hay que seguir peleándolos, no sólo para no perderlos, sino para ampliarlos.

 

Autora: Aurora Panizo Luengo.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet