LEHMAN BROTHERS, EL METEORITO QUE SALVÓ AL SISTEMA

Los pastores serán tiranos mientras las ovejas sean estúpidas

Me llama la atención que  esté produciendo sorpresa, en algunos casos incluso revuelo,  la dirección de las medidas, en realidad recortes sociales y laborales, tomados por el equipo de tecnócratas de orientación cuasifascista “dirigido” por Rajoy. Entrecomillo lo de dirigido porque en realidad sabemos, aunque no nos lo quieran reconocer, que quien nos gobierna es Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, el banco central alemán.

Esta troupe de cuasifascistas ministeriales aprovechando que la crisis  pasa por aquí, crisis que no olvidemos “ellos” han creado, nos están retrotrayendo en aspectos inimaginables de nuestras relaciones sociales. En todas estas cuestiones el conservadurismo duro, el que representa el PP, está dirigiéndose hacia atrás a pasos agigantados, nos están entregando en manos de dios, de su dios, que no es otro que el dinero. Pero no hay mal que bien no traiga, quizás vayamos tan atrás en el tiempo que lleguemos al instante en el que nos convencieron que el marxismo había muerto y nos demos cuenta que era mentira, mentira que hubiese muerto.

Estoy con los que opinan que decir “el capitalismo salvaje” es una redundancia.

El capitalismo se manifiesta en la injusticia, es su hábitat natural. Y se desarrolla en la destrucción de la sociedad, tanto en su aspecto humano como en el ecológico.

El día que impactó, sobre los cimientos de Wall Strett, el meteorito Lehman Brothers todo pareció venirse abajo. Paradójicamente todo menos las expectativas de incremento de voto del PP. Sí, aquel impacto había tenido la virtud de llevarse consigo las caretas y los ropajes de los farsantes, dejó desamparados, en medio de la pista de baile de Maastricht, a los pusilánimes socioliberales, que, por cierto, renovados hacia Suresnes, ahora entonan la canción de oposición constructiva. Son tan majos.

A lo que vamos, la caída y posterior crisis que arreció después del meteorito Lehman Brothers fue un caos imprevisto, inesperado por nuestra obsesiva, interesada y egosita ceguera, que se nos vino encima desnortándonos, sumiéndonos en un shock, y como bien nos ha explicado Naomi Klein: sumidos en el shock somos mucho más vulnerables.

Sin embargo, entre la nube de polvo y humo, hubo quienes antes llegaron a entender qué era lo que había que hacer, quizás tenían las respuestas preparadas porque ellos eran los causantes de la crisis, ellos la habían provocado. Fueron los afines al capitalismo.

Siguiendo la máxima de que si quieres que una cosa fracase; dirígela, ponte al frente, los culpables de la crisis no tardaron en ponerse al mando de, llegaron a llamarlo, la refundación del sistema. Poco tiempo después aquella refundación pasó a llamarse, destrucción de derechos y libertades. Sí, Lehman Brothers fue un puñetazo encima de la mesa, que entendamos de quién era la mano que la golpeó es otra cuestión, pero de lo que no hay duda es que los únicos platos que se han quedado sin comida son los nuestros.

Gracias al cataclismo que el meteorito Lehman Brothers causó en nuestra sociedad, el hombre que había perdido dos veces contra Zapatero, que ya es decir, ganó las elecciones generales. El partido que no niega al fascista Franco nos gobierna y lo hace como se esperaba, al menos como algunos ya sabíamos que lo iba a hacer, con mano de hierro y sin guante de seda. Usando disculpas y mentiras, algo tan corriente en ellos, esto de las mentiras, que se va a quedar como su seña de identidad.

El PP ataca en todos los frentes, conscientes de que nuestras mayores debilidades a día de hoy son la falta de solidaridad, de entrega y de constancia. Ataques a los derechos laborales, a las libertades personales, recortes sociales, desmantelamiento de la sanidad y de la educación pública,  ultracatólicidad del pensamiento, manipulación de la RTVE, instauración oficial de la corrupción, juicios Supremos ad hoc, etc. Ataques, ataques y más ataques que quedan sin respuesta porque lo único que se nos ocurre es tener miedo, desunión y desmemoria…¡ah, no! también está, como respuesta de futuro, ante el avance implacable del fascismo económico imperante, lo de ser una oposición constructiva… como dicen por aquí: pobres y tontos son dos desgracias

Zana

 

 

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet