LA REBELIÓN QUE SE QUEDÓ EN EL TINTERO

Estadísticamente todo tiene una explicación

Pasados los momentos de las loas merecidas por los resultados unitarios de la X Asamblea Federal, es el momento de empezar a detallar, 11111rebelion1]también, los errores, omisiones, evasiones o silencios cómplices que también estuvieron presentes, y que por lo visto, seguirán.

Me refiero al silencio impuesto, (qué bien que se nos da copiar las malas praxis, que en otros criticamos, cuando tenemos poder), sobre la política de alianzas, más concretamente los pactos con el PSOE, escenificados en el Pacto de Andalucía, lo voy a escribir así, con mayúsculas, no se me vayan a enfadar los orgullosos, y poderosísimos, firmantes del susodicho. Un pacto éste que, dicho así, parece una cuestión Local y no lo es. ¿Un ejemplo? Los presupuestos aprobados por IU en esa Comunidad…nos joden a [email protected] por igual.

Cayo Lara se comprometió a que, en breve, habría una conferencia para que IU debata con tranquilidad qué modelo de Estado defiende en el marco de una República Federal. Nada que decir a tan buena, necesaria e imprescindible, decisión. Pero ¿no cree el compañero Lara que también sería interesante y necesario hacer una conferencia, aunque ésta solo fuese para informarnos, a las afiliadas y a los afiliados, que los carteles que vamos a pegar en las próximas elecciones, lleven la efigie que lleven, serán los de Rubalcaba?

Se hurtó el debate sobre la cuestión de las alianzas poselectorales. No porque se 1111 Reb_Dem.pngimpidiera la discusión en sí,(eso lo único que haría sería fortalecer al censurado y esto, ellos, los omnipresentes e infalibles, lo saben), si no porque se camufló “el debate” entre mil y pico enmiendas. Un minuto. Sesenta segundos para defender la enmienda por boca de alguien, con toda seguridad una o un compañ[email protected] no profesional, ni acostumbrado al micro y a los focos. Enfrente, desde la Mesa de dirección, un, o una, Compañ[email protected] (que lo mismo vive del Pacto y está que se muere si le mandas al paro) replicando y cerrando el turno de palabras. Luego la votación.

Esta decisión, la de pactar con el PSOE, es más, mucho más que una cuestión Local, por mucho que los todo poderosos, los intocables (y encima guardianes del purismo) Centella y Valderas, o Valderas y Centella, Marx me libre de ser yo quien ponga el orden a los egos, digan que están avalados por la afiliación. Y, atenta la Compañía, el PCE, mutis por el foro.

 Sus mantras para disculpar los recortes en Andalucía son exactamente los mismos que los que usa Rajoy para aplicarnos, al resto, sus recetas. Y uno, más allá de la estadística, solo hace que recordar que nuestro eslogan, con el que intentamos ilusionar y convencer a los votantes era: Rebélate.

¿Rebélate? Alguien debería regalarles una edición del DRAE al binomio de “compañeros” andaluces, y a sus laudadores asalariados, para que entiendan que rebelarse es sublevarse, es levantar, organizar, amotinar a la gente, a los Pueblos, haciendo que no respete la obediencia debida, impuesta, si ésta va contra sus intereses, en este caso intereses de Clase. Rebelarse es oponer resistencia. Luchar, enfrentarse.

1111rebelate-pobreza-L-b4m26F

¿Es rebelión despedir a trabajadores, a veinte días por año trabajado con un límite máximo de 12 meses? O sea, aplicando la reforma laboral contra la que nos opusimos. ¿Es rebelión aprobar un presupuesto en los que se recorta un 10,6% en sanidad, un 8,6% en educación. O la disminución de distintas partidas sociales, como las destinadas a fomento de empleo en 358 millones de euros menos, o las destinadas a protección social, que disminuyen en más de 500 millones ¿Es eso rebelión?

Dónde ven [email protected] la rebelión cuando salen a justificar estos recortes utilizando las mismas frases hechas (“no me gusta esto”… “me duele más que a vosotros”… “Esto es transitorio y reversible”… “Nos viene impuesto…” etc., etc.), las mismas frases hechas que utilizan Rajoy y sus recortadores profesionales del consejo de ministros.

Se hurtó el debate de fondo, que no era otro que responder con medidas, decisiones 1111tueliges_0concretas a la pregunta, aunque en la calle es una afirmación, de si somos o no somos todos iguales. Porque esa era la cuestión que, sobre las alianzas poselectorales, se tenía que haber debatido. ¿Es posible pactar con el socioliberalismo que sigue defendiendo los postulados de Maastricht, que sigue defendiendo los asesinatos de la OTAN? ¿Es posible pactar con quien da prioridad a pagar a los bancos antes que a atender enfermos, o educar a nuestros jóvenes? Esa es la pregunta que iba impresa en las enmiendas presentadas desde León (gracias a Carlos y a la Asamblea del Bierzo y a la Montaña Central) y que murieron enterradas, una entre la maraña indescifrable de las transaccionales ¿? Y la otra ahogada, desactivada, en el minuto de defensa.

Y aclaro. No, no hay ningún género de dudas que con el PP es imposible pactar. Ninguna duda. El PP es Maasttricht, el Pacto de Lisboa o el Consenso de Washington. Es decir, el PP prioriza los Bancos por delante de las personas ¿A qué os suena esto?

NOTA: Si siempre escribo a título personal hoy quiero explicitarlo aún más: Todas las opiniones vertidas son únicamente mías, la Asamblea Local en absoluto tiene que participar de ellas.

Zana

2 comentarios para “LA REBELIÓN QUE SE QUEDÓ EN EL TINTERO”

  • luis nistal:

    en la provincia de León 7, digo siete. Son las alcaldías en las que podemos decidir quien esta de alcalde. 7 digo siete son del P.P. SIETE A CERO. Y mira lo que están haciendo en proyectos, medidas sociales….

  • Zana:

    Siete alcaldías del PP que si no fuesen del PP serían ¿de?
    Del artículo ¿cuál es la parte que no se entiende en relación al PP?

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet