LA REBELDÍA

Si el sistema es malo, ser antisistema es bueno

Hace unos días Julio Anguita nos ofrecía “un pequeño atisbo de esperanza” al indicarnos que, desaparecido, o desenmascarado, el proyecto de la Unión Europea, sólo la rebeldía nos puede salvar.

Estoy de acuerdo. Pero mal veo yo las cosas para que la rebeldía sea hoy en día el motor que nos arranque de la apatía general en la que estamos anclados. La rebeldía, ¡ése hermoso recuerdo del pasado!

La rebeldía murió, nosotros la hemos matado. Al rebelde se le llama radical. Al radical, revolucionario. Al revolucionario, proscrito. Y a éste, delincuente.

Y mucho peor veo las cosas en las comarcas mineras.

Hace días leí una frase que decía: Si el sistema es malo, ser antisistema es bueno. Pero en la cuenca minera ya no hay antisistemas, sólo quedan adormecidos mineros y población anquilosada. Descreídos todos. Tan groguis que no saben quién les golpea, ni se defienden del próximo golpe. Tan vanidosos que no son capaces de reconocer que quien les cierra la mina es aquél al que ellos han votado…y volverán a votar, todo sea porque se vota a la persona, jajaja, (perdón por la risa, que la cosa es seria).

Cuando a mediados de la década de 1990 el PP, en el Gobierno Central, inició su primer ataque contra el carbón, (contra el nacional, del internacional nunca se han quejado), los mineros sabíamos bien quién era el enemigo y dónde estaba. El enemigo era quien gobernaba y daba las órdenes en contra nuestra. No nos dejábamos engañar. Sabíamos que el PP defendía a las eléctricas (como ahora) y contra él luchamos. También teníamos a la prensa para “desinformar”, pero la palabra de un sindicalista valía más que mil titulares. Luchamos, sin acobardarnos, sin esperar que nadie nos sacase las castañas del fuego. Las manifestaciones eran un clamor de gente, en la que los listos del PP (léase por ejemplo Morano) querían apuntarse el tanto de aparecer por allí, pero los mineros lo teníamos claro, allí, con nosotros, sólo los que nos defienden, y les abucheábamos, les increpábamos. Sentían peligrar su escaño…y lo trasladaban hacia arriba. Ahora el alcalde de La Pola de Gordón, el de Villamanín, varios del Bierzo, convocan concentraciones en defensa del carbón y a la vez van a vitorear, a jalear, a aplaudir, a Herrera, Feijoó y Rajoy, mientras los antidisturbios cargaban contra los mineros que, a más de cien metros, lo único que hacíamos era “corear consignas” y pasar frío. Y nadie, de los que van a perder su puesto de trabajo, se atreve a enfrentarse a esos alcaldes que juegan con dos barajas. En una apuestan el pan de los hijos de los mineros, en la otra, su puesto en la Diputación. Y así, ellos, siempre ganan.

Otro día hablamos de los mineros que van en las listas del PP y se ofenden porque se les dice que piden el voto para quien les cierra la mina. Y es que hoy, ni pasan miedo, ni pasan vergüenza.

 

Hoy, a las 19:30 en el salón de actos de CCOO en León, conferencia, entre otros, de Gaspar Llamazares. Hablará del carbón, quizás a algún minero le interese. Ya os lo diré.

NOTA: ¿Será mucho pedir que la gente recuerde que los que están a la izquierda son lo que les defienden, y que los que están la derecha son los que les atacan?

Pues parece que sí.

Salud, república y  escuelas públicas

 

Un comentario para “LA REBELDÍA”

  • Aullido:

    Ojalá yo recordara esas cosas Zana… lo cierto es que yo nunca lo entendí, y cada vez menos, eso de que en una cuenca minera gobernara con mayoría absoluta el PP.
    Es lo que tiene ser joven, aunque creo que preferiría ser joven en vuestros años que en los mios. Apenas recuerdo jugar con las bolas negras que disparaban los antidisturbios y que mi padre me traía de Santa Lucía, y a la churrera de Ciñera dando golpes en una cazuela empeñada en ir allí mientras la gente trataba de convencerla de su locura… Mientras tanto siempre se nos enseño a no dejarnos pisar, siempre tuvimos claro que eramos obreros y diría que todavía mantenemos la mala hostia minera, difícil de encontrar en otras cuencas, eso sí, esta vez mal dirigida.
    Con el SAMA-VELILLA se nos vio el plumero, y una vez más las eléctricas están ganando la partida.
    La estrategia de nuestros gobernantes es exactamente la misma, nos apoyan aquí, y allí se burlan de nosotros…
    La manifestación del 29 de septiembre fue algo subrealista, obreros contra obreros… La impotencia casi me hace llorar. ¿Cómo se puede estar tan equivocado? Y una vez más esos “viejos ricos” riéndose de nosotros.
    Ahora todos al ERE pagando de nuestro bolsillo, nuestro trabajo y nuestra salud emocional lo que tendrían que estar pagando esas empresas multimillonarias para los que no somos más que ganado. ¿y que respondemos? BEEEEE
    Y es que todavía nos vale la disculpa de que el carbón extranjero es más barato. Tal vez sea que pueden permitirse más muertes por tonelada de carbón extraído, que sus inversiones en seguridad y los sueldos pagados son muy inferiores a los de aquí. Y aún peor, lo repetido hasta la saciedad, ¿qué pasará cuando esos países decidan doblar o triplicar el valor de su carbón y nuestras minas se hayan hundido destrozando material e infraestructuras?… … …

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet