LA CULPA ES DE LLAMAZARES

Mira por donde votar a Izquierda Unida no era una pérdida de tiempo.

El día 2 de septiembre de 2011 pasará a la pequeña-gran historia de nuestro país como el día que el PSOE y el PP acordaron que en nuestra Constitución, en nuestra Carta Magna, quedase reflejado el principio de estabilidad financiera para limitar el déficit. Pero también habrá un hueco en esa pequeña-gran historia para un hecho que, más allá de lo anecdótico, es digno de mención.

Gaspar Llamazares ejerció el derecho a veto, de las enmiendas transaccionales, que el reglamento del Congreso le concedía. No es venganza es dignidad y estrategia legítima, alegó. Les fastidió la “foto”, y eso, a “los padres bipartidistas de la patria“, no les gustó. No les gustó que la dignidad estuviese presente cuando ellos decidían claudicar como políticos y sacrificar, ante el altar del dios Mercado, el estado del bienestar. Olvidaron “los padres bipartidistas de la patria” que el reglamento está para cumplirse, también cuando nos afecta negativamente. Fue un día en el que “sus Señorías bipartidistas” olvidaron muchas cosas, pero que no olvidarán jamás.

Intervención de Llamazares censurada por los Mercados, pincha aquí

 

Olvidaron, “los padres bipartidistas de la patria”, que el Congreso de los Diputados es el foro  de encuentro y discusión común. Donde no se abordan, únicamente, los puntos de aquiescencia y de consenso, sino también aquellas cuestiones que, en principio, estén sujetas a controversia, argumentación o debate.

Olvidaron “los padres bipartidistas de la patria” que en el Parlamento se aloja, como inquilina privilegiada, la Democracia. Y que la esencia de ésta es la intervención y el predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado(RAE).

Olvidaron “los padres bipartidistas de la patria” que el trabajo, a veces, tiene su

 recompensa. Y lo olvidaron, embebidos en su prepotencia, acostumbrados a que susmayorías silencien la voz que les recuerda el desliz, el error, la traición.
Tan acostumbrados están a no oír ninguna voz más que las suyas que se les hace insoportable el peso de otra opinión.

Gaspar Llamazares, el diputado de Izquierda Unida les ha dicho, a “los padres bipartidistas de la patria”, que la voz de las minorías es tan respetable como las de sus irreales e injustas mayorías electorales. Y este hecho en sí, el de exigir respeto y hacer valer el derecho a veto, les ha ofendido en su inflado ego.

Varias veces hemos hablado sobre el valor del voto a Izquierda Unida. Sobre la importancia o no de tener una mínima representación en el parlamento, sobre si lo realmente valeroso es lo cuantitativo o lo cualitativo. Tantas veces nos han dicho lo insignificantes, numéricamente, que somos, que a punto estábamos de aceptarlo. Creo, sin embargo, que con el acto de Gaspar Llamazares esas dudas, esas debilidades, han quedado contestadas y superadas. Estoy seguro que la práctica totalidad, por no decir la unanimidad, del casi millón de votantes de Izquierda Unida, hoy, como casi siempre, nos hemos sentido orgullosos de nuestro diputado Gaspar Llamazares y también de la orientación de nuestro voto. Hoy sí que se puede hablar con propiedad del voto útil.

La reforma de la Constitución, pactada por el PSOE y el PP,  con una premura tal que resulta cuando menos sospechosa e impidiendo cualquier atisbo de debate en el Congreso de los Diputados, ha sido catalogada, con mucho acierto, como “Golpe de Mercado”. Uno echa de menos las explicaciones que sobre este pacto, entre el PSOE y el PP, poseen
aquellos que siempre tienen en el tintero lo de “la pinza”. Estamos hablando de un pacto-pinza para reformar la Ley Básica, la ley con mayor jerarquía de nuestra legislación. Estamos hablando, lo camuflen como lo camuflen, de ilegalizar las ayudas sociales.

Hoy también sería un buen día para oír a los del “todos son iguales”.

Las palabras que dan título a este escrito las pronunció José Luis Rodríguez Zapatero,

 máximo representante de los usureros y especuladores en este territorio llamado España.

Su enfado es el reflejo de los tormentos que sus actos, como las maldades que el poeta relató, le infieren a sí mismo.

Por el contrario Mariano Rajoy, de ocupación desconocida, ha dicho: “estoy muy contento”…es lo que tiene que otros te hagan el trabajo sucio y que te allanen el camino para otros 35 años de Reserva espiritual de Occidente.

Ninguno de los dos pasará a la pequeña-gran historia como referente de dignidad, trabajo y coherencia. Eso es algo en lo que Izquierda Unida y Gaspar Llamazares les llevan mucha ventaja.

Zana

 

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet