LA CAUSA Y EL EFECTO

ADIVINA QUIÉN MUEVE LOS HILOS

Probablemente el desapego existente entre la población y los políticos esté fundamentado en el hartazgo de los primeros hacia  las mentiras, los incumplimientos, y el cinismo de, muchos, de los segundos.

Y no es circunstancial, ni casual, que haya sucedido así. Hay alguien interesado en que esto ocurra de esta manera. En épocas de desorganización, de barbarie, de desregulación, quien mejor subsiste es el poderoso que, regularmente es el violento o está acompañado por él. En la ley de la selva (en territorios asfaltados) no impera la diplomacia, ni la solidaridad. Prima la agresividad, reina el individualismo y gobierna la estupidez. Y en esta caterva de despropósitos el capital, el rico, es quien sale mejor parado.

El pasotismo, ése cóctel verdaderamente explosivo… para las “Clases más bajas”. Ésa realidad demasiado cruel.

Ése desapego, ideado, potenciado y amplificado por “la derecha” busca como diría Dufour, “conducirnos hacia el egoísmo para entrar amablemente en el rebaño de los consumidores”.

Desde siempre, y en el ideario  de su lógica, el concepto que la derecha tiene de la vida es el de “sálvese quien pueda”. Por el contrario las tesis existenciales que defiende la izquierda son “juntos, para salvarnos todos”. Otra cosa es que haya quien se defina como de izquierdas y, en realidad, no lo sea. Ése es el verdadero cáncer por el que se desangra la izquierda.

Como dato anecdótico apunto; nunca se ha oído que alguien que se declaraba de derechas fuese sospechoso de no serlo. Y confirmo; no ocurre igual entre los que se declaran de izquierdas.

No es baladí esta reflexión. La derecha no acepta dudas, ni retrocesos, ni titubeos. No está por la labor del reparto, ni de las conquistas sociales, ni, mucho menos, de la plenitud de la cultura. Le va la oscuridad. El despotismo.

Sus objetivos son cuantificados y cuantificables económicamente. No hay más parámetros que los mercantiles.

Quien, desde sus filas, tropiece en una duda es expulsado automáticamente, aborrecido inmediatamente por todos los demás miembros.

Esa es la verdadera diferencia.

Por que, no ocurre así entre la izquierda. Aquí los objetivos a lograr son más subjetivos, más bucólicos, menos cuantificables, de peor tasación. Y esto es algo que la derecha ha  aprendido extraordinariamente rápido.

En este bando, donde militamos los trabajadores, hemos aceptado, y aceptamos, que políticos que actúan como conservadores, se autodefinan como izquierdistas. ¿Por qué? Esa es la pregunta que debemos empezar a respondernos antes de avanzar hacia la unidad.

El primer paso para ganar cualquier batalla es saber el objetivo. El segundo es distinguir entre camaradas, aliados, infiltrados y enemigos. Después vienen la estrategia y la táctica.

Salud, república y + escuelas públicas.

Zana, Ciñera a 2 de septiembre de 2010.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet