HA VENIDO PARA QUEDARSE

La revolución solo la ganan aquellos Pueblos Unidos y… Organizados

Soy pesimista, más allá de lo coyuntural del momento que estamos viviendo. Cada día se va confirmando, de manera más contundente, que esto, y “esto” es el modelo de sociedad asocial imperante, ha venido para quedarse. Aunque, como diría el gran Fernández Buey, sí que encuentro motivos en la voluntad para el optimismo.

Innumerables pensadores, sean estos simples políticos locales, sindicalistas de fábrica, intelectuales autodidactas, acreditados académicos o incluso, y aquí el “incluso” tiene mil connotaciones, premios Nobel, han desenmascarado su plan, y, sin embargo, sus recortes, como si de un organismo vivo se tratara, nacen, crecen, se multiplican y mueren. Mueren pero, como cada crisis del Capital, alumbrando otra nueva crisis que les perpetúe y afiance. Y nosotros, nosotros ni siquiera somos capaces de entender esto.

No haber aprendido nada de las innumerables batallas individuales perdidas del pasado puede ser frívolo, estúpido si se quiere, pero obviar lo que sucede en este momento presente, es, sencillamente, lapidario…, y, lamentable e interesadamente, ahí seguimos insistiendo.

Sus frentes, múltiples y abigarrados estratégicamente, en forma de ataques y recortes, siguen su curso demoledor. La lista de agresiones es tan amplia que si se escribiese seguro alguna afrenta quedaría sin relatar, es tanto y tan dispar el ultraje, que es inútil intentar combatirlo de uno en uno. Saber esto y continuar en la guerra individual de “mí” causa (y solo mí causa) es tan ridículo que, al tanto, estoy por pensar si no será interesada esa atomización de la lucha. Ya sabéis aquel demoledor y poco analizado aforismo: si quieres que algo fracase ponte al frente de ello.

Presiento que como Clase estamos groguis, instalados en la habitación del sueño, tal cual, qué perfecta analogía, un púgil a punto de ser noqueado. Y estamos en ese estadio, el del somnoliento aturdido, porque cumplimos el primer precepto de quien, tras un shock, intenta explicar su situación, negamos que haya contienda, negamos que la realidad esté pasando. No reconocemos, como Clase, que el Capital, o sea, el otro púgil, está golpeándonos. Sí, pensamos que los golpes que reciben los otros trabajadores, no van con nosotros. Esto es tan infame, tan pueril, como si, vamos a seguir con las analogías boxísticas, el ojo pensase que cada golpe en el hígado, no tiene nada que ver con él.

Lamento, desde el concepto de tiempo perdido, que la socialdemocracia, el socioliberalismo imperante hoy en ella, siga siendo un problema, un escollo (ya nos vale el esperpento andaluz) que sigue entorpeciendo la ansiada, y tan necesaria, Unidad de los trabajadores. Perros de hortelano que ni hacen ni dejan hacer. De todas las agresiones que, ellos en primer lugar y ahora Rajoy, han hecho a los trabajadores, tan solo han dicho que van a derogar, cuando gobiernen en su turno de la alternancia, el concordato. Amén diríamos si esto hoy no fuese, no malinterpretar, un problema menor. De restauración de derechos y libertades, de reposición económica, de vuelta a lo Público, de todo esto nada, ni palabra. De instaurar, de una vez por todas, el Estado Social y de Derecho, tal y como propugna la Constitución en su artículo 1.1 solo se oye su silencio.

Y mientras tanto, los ineptos y crueles peperos, haciendo mofas con sus resultados electorales, esgrimiendo, no sin cierta razón, que el Pueblo adora, como el esclavo ideal narrado por Huxley, su esclavitud. Esos peperos locales, obreros de derechas, paradigma de la estupidez, según la escala elaborada por C. M. Cipolla en su magnífico y poco leído tratado sobre la estupidez humana, que piensan que sus [email protected] están a salvo, que en la barca salvavidas sus descendientes van a tener un lugar junto a los banqueros, esos, esos obreros del PP, no están groguis, esos están, además de haciendo daño, KO.

Pero la buena noticia sobre el estado de pesimismo que me acompaña es que desde él, y creo que solo desde él, encontraré los motivos y la fuerza para seguir en la lucha. Además de que sé que hay muchas, muchísimas Personas, que en la misma onda, comparten ese ansia de defensa del “todo”.

NOTA: las referencias nacionales son únicamente una vía hacia el entendimiento, la lucha, sostengo, es de Clases, es decir Internacional.

Zana

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet