Engaños y engañados con el carbón

Engaños y engañados con el carbón ( Diario de León – 09/08/2010 )

Tribuna | juan carlos lorenzana ordiz

minero de ciñera de gordón

Una de las características innatas al ser humano es la de no asumir responsabilidades por sus desacertadas decisiones y, mucho menos, por sus posteriores acciones. Suele buscarse, en una desesperante necesidad por justificar los propios prejuicios, la huida hacia adelante, el olvido y, sistemáticamente, el ataque a aquél que, siendo débil, pudiese reprobar nuestra actitud.

Efectivamente hay tres actores principales en este entramado, El gobierno central (PSOE), el gobierno de la eurocámara (PP) y los sindicatos, ¿adivinan sobre quién caerán las culpas del cierre de las minas? Exacto. PP y PSOE, con toda su maquinaria propagandística, saldrán ilesos de este suceso y, muy probablemente, Comisiones Obreras y U.G.T asumirán el coste social de esta afrenta. Ante esto es fácil entender lo que pensaría Galileo viendo a tanto analfabeto celebrando su condena. Y sí, aunque el PP y el PSOE miren para otro lado, aunque sus votantes de las comarcas mineras se encojan de hombros, las cuencas mineras agonizan y la tierra se mueve.

Cuando se firmó, bajo el gobierno del PP, el Plan 1998-”2005 de la Minería del carbón y desarrollo alternativo de las comarcas mineras, tres eran los objetivos a cumplir:

1. Lograr, a la vista del precio de carbón internacional, nuevos progresos hacia la viabilidad económica,

2. Resolver los problemas sociales y regionales relacionados con la reducción de actividad, y

3. Facilitar la adaptación de la industria del carbón a la normativa medioambiental.

Ninguno de estos tres objetivos, cumplidos relativamente, sirvieron para paliar la gangrena.

Luego vino, ya con el PSOE en el Gobierno, el «Plan Nacional de Reserva Estratégica de Carbón y Nuevo Modelo de Desarrollo Integral y Sostenible de las Comarcas Mineras» para el periodo 2006-2012», que dice, en su exposición de motivos, que éste: «tiene por objeto encauzar el proceso de ordenación de la minería del carbón teniendo en cuenta los aspectos sociales y regionales derivados de la misma así como la necesidad de mantener una determinada producción de carbón autóctono que permita garantizar el acceso a las reservas» (-¦ ) «tiene también por objeto atenuar el impacto que produce la pérdida de puestos de trabajo en el sector fomentando la creación de empleo alternativo al monocultivo del carbón».

Obviamente aún no ha terminado el periodo pero todo predice que esta declaración de intenciones quedará en papel mojado.

Decía J. Swift que la mentira política tiene que ser ambigua en sus promesas y cauta en la fijación de los objetivos en el tiempo, pues corre el riesgo de quedar expuesta a la vergüenza y al apuro de verse desmentida. Lo que J. Swift no sabía es que a los políticos del PP y del PSOE actuales la vergüenza es algo que no les afecta. Ellos nos mienten y nosotros creemos, necesitamos creer, en sus mentiras. Y sino lean las declaraciones, en relación al cierre propuesto para las minas de carbón, del consejero Villanueva, que mejor dejaba de insultar nuestra inteligencia porque cada vez que habla sube el pan. Quizás este ineficaz y nocivo consejero de economía debería leer las declaraciones de Rajoy postulando por la energía nuclear en detrimento del carbón. Pero bueno ¿qué se puede esperar de alguien que se dice defensor de los trabajadores y es del PP? Pues eso.

Tanto PSOE como PP se han dedicado, durante estos 12 años de restructuración minera, a ver pasar el agua bajo el puente, sin crear un tejido industrial alternativo, quizás porque son conscientes de que, como ya se dijo, la única alternativa real al carbón, en las comarcas mineras, es el carbón. ¿Recuerdan cuando pronosticamos esta muerte paulatina de las cuencas mineras el aluvión de insultos que se nos ofrecieron? Para refrescar las mentes les sugiero que lean mi relato «El carbón y el cuento, un cuento sobre el carbón» publicado en la revista La Voz de Gordón en su número 18.

Hasta aquí los reproches a los gestores, PP y PSOE, por su nefasta actuación en pro y defensa del carbón. Pero ¿dónde está la responsabilidad de los votantes del PP y del PSOE dentro de esas comar cas mineras? Ni siquiera pueden alegar desconocimiento, tan sólo ha sido una cuestión de vagancia intelectual, de inoperancia colectiva, de clientelismo electoral.

Es difícil dialogar con estos votantes, incrédulos hasta la muerte pues, como ya dije, no hay opción para la crítica interna y, así, no se avanza.

Cuando un pueblo permite que se le mienta, el político lo hace, es más, lo hará en base a la premisa de que es bueno hacer creer al pueblo falsedades saludables. Así ha sido en las comarcas mineras. Y ha sido así con el voto de los mineros.

En consecuencia, si a alguien le interesa saber quiénes son los culpables del cierre de las minas, ahí están los resultados con los vencedores de las elecciones, búsquenlos entre ellos. Y luego piensen en quién les votó.

No quiero terminar este escrito en tono negativo. Hay solución, hay alternativa, todo depende del esfuerzo que estemos dispuestos a realizar. El primero de ellos es quitarnos las cadenas que nos encadenan a nuestro propio miedo. El segundo, desenmascarar al que intenta encadenarnos al pesimismo y a la resignación. Y, por encima de todo lo anterior, el mensaje más importante: unidos, siguiendo a los sindicatos, podemos sa lir de esto, por separado nos hundiremos todos.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet