EN UN LUGAR DE EUROPA LLAMADO ESPAÑISTÁN

Nadie quiere parecerse ya al toro estoqueado que somos.

…Vivimos en un Estado que tolera la impunidad de crímenes de lesa humanidad entre sus muros de silencio…, así de contundentes inician Esther López Barceló y Alberto Garzón Espinosa su reflexión sobre el robo de bebés que se produjo en España entre los años 40 y los años 90 del siglo pasado. Os recomiendo leer su artículo PINCHANDO AQUÍ no solo desvela el desinterés del Estado por aclarar esta maléfica trama, también, creo, nos desnuda como Pueblo.

Un Pueblo que ha perdido lo mejor de su esencia: la solidaridad para con el débil. Y esto nos ha convertido en un Pueblo triste, pesaroso, descreído.

Un Pueblo al que ya nadie admira, al que nadie quiere emular. Un Pueblo cansado de los engaños bipartidistas perpetrados por los partidos de la Alternancia.

Un Pueblo que habita una piel de toro estoqueada. Por la que hace años una ardilla podía cruzar de sur a norte sin tocar tierra, colgada de sus árboles, y que hoy podría hacer el mismo viaje saltando de corrupto en corrupto. Corruptos consentidos, como [email protected] [email protected] [email protected]

Españistán, el paraíso de la estulticia. Donde preparamos, con nuestros impuestos, a jóvenes profesionales (médicos, ingenieros, físicos, químicos o informáticos, lo mismo da), les preparamos para que, vía inmigración, se beneficien de sus conocimientos y en casi todos los casos excelente preparación, en el extranjero. Preparamos médicos para que curen a los niños de otras tierras porque aquí cerramos los Hospitales. Preparamos ingenieros que inventan modernidades por las que luego pagamos patentes (de corso). O preparamos científicos que descubren vacunas en laboratorios del extranjero,  ya que los laboratorios de aquí, de Españistán, se han quedado sin presupuesto porque, como todos, menos la familia Borbón y los miembros de la Conferencia Episcopal, han vivido por encima de sus posibilidades.

Hay una máxima que dice que un Estadista es aquél que piensa en la próxima generación y que un Político es aquél que piensa en las próximas elecciones. Nuestra próxima generación, salvo giro radical en la desgobernanza, sufrirá una diáspora, estará diseminada por aquellos países inteligentes que sí valoran la educación. Esos países a los que, humorísticamente no referimos cuando decimos que España va bien y el extranjero no veas.

Ese extranjero que es, (cínicamente, todo sea dicho de paso), donde decimos que nuestros jóvenes van a forjarse un futuro y a expandir nuestra rica, excelsa y modernizada Cultura milenaria. Y digo cínicamente porque a los inmigrantes que llegan a estos lares, algunos realmente moribundos, les acusamos de venir a colapsar nuestros Servicios Sociales, de venir a robarnos nuestros puestos de trabajo, de venir a imponernos, este es el término que usamos, imponernos sus anacrónicas, temibles y pobres culturas (éstas con minúsculas, claro).

Uno se imagina lo que pensarán de nosotros las generaciones venideras, las siguientes a esta generación desperdigada, cuando, ya sus ojos abiertos, o no cegados por los Medios de Desinformación, lean y estudien que, gracias al PP y al PSOE, dejamos prestado dinero al 1% de interés a los bancos para que estos mismos bancos compren nuestra deuda Pública y se la paguemos al 7%…lo que se van a reír de nosotros y más cuando lean que, una vez tras otra, les votábamos, pasando de la sartén al cazo y del cazo a la sartén.

Así que aquí estamos, pendientes de Galicia, ese territorio afortunado donde a día de hoy aún no han llegado los recortes en sanidad ni en educación. Donde no han aplicado la reforma laboral más dañina de toda la reciente historia. Pendientes del proceso electoral de Galicia donde todos, menos los gallegos, sabemos que el PP oculta las siglas para ganar votos, o para no perderlos, que es como más autóctono….Sí, aquí estamos, deseando que no llegue el día, deseando que no se celebren esas elecciones, porque al día siguiente Rajoy va a volver a jodernos vivos. Vivos y a todos, también a los gallegos.

Quizás el tiempo se pare y no llegue ese día. En Galicia todo es posible. Una vez se hundió un petrolero que en vez de petróleo llevaba plastilina…quien descubrió esto hoy es presidente de Españistán.

Zana

Un comentario para “EN UN LUGAR DE EUROPA LLAMADO ESPAÑISTÁN”

  • Pues ya ves Zana, esta España que tan bien describes en tu entrada es la que pretende “españolizar” este comentarista advenido a ministrillo. Sobre Galicia, no me hago muchas ilusiones. Aunque las meigas, de haberlas, haylas, son más contundentes y efectivos todavía los caciquismos y los miedos. No todas son personas que trabajan en la minería o los astilleros… demasiada gente, demasiadas veces, nos hacen parecer un país despechado si no ejercen sobre nosotros el derecho de pernada. Un abrazo mientras va subiendo el precio de ese café que una tarde u otra tenemos que tomarnos….

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet