El poder de las ideas

He aquí una frase de Manuel Castell que creo que permite entender bien por qué los poderosos insisten tanto en lo mismo: ahora en criticar a los sindicatos, en desprestigiar la política y lo público… Y que nos debería llevar a concluir que llegar a la gente, hablar con ella y difundir y compartir nuestras ideas es más importante de lo que creemos. Cuando las izquierdas no lo hacen suficiente y eficazmente, como viene sucediendo, lo hacen ellos constantemente y así logran que la evolución social se decante hacia donde les interesa. La forma en que la gente piensa determina el destino de las normas y valores sobre los que se construyen las sociedades. Aunque la coerción y el miedo son fuentes decisivas para que los dominantes impongan su voluntad a los dominados, pocos sistemas institucionales pueden durar demasiado si se basan de forma preponderante en una represión aguda. Torturar cuerpos es menos efectivo que modelar mentes. Si la mayoría de la gente piensa de forma contradictoria respecto a los valores y normas institucionalizados en el estado y consagrados a través de leyes y normas, al final el sistema cambiará, aunque no necesariamente para colmar las esperanzas de los agentes del cambio social. Pero el cambio llegara….

Manuel Castells es un sociólogo y profesor universitario, catedrático de Sociología y de Urbanismo en la Universidad de California en Berkeley, así como director del Internet Interdisciplinary Institute en la Universitat Oberta de Catalunya.

Un comentario para “El poder de las ideas”

  • Toño:

    Totalmente de acuerdo con el poder que tienen las ideas. A mí, personalmente, es algo que me agrada, quien tenga ideas puede tener poder. Lo preocupante viene cuando las ideas se manipulan o cuando la única idea es que los demás no piensen. Esto no es nada nuevo. Los romanos daban pan y circo al pueblo en el Coliseum para que no pensaran. Hoy el pan es más duro y nos han sustituido el circo por el fútbol (y si juega la selección mejor). Si esto no es así que alguien me explique cómo se puede entregar el premio “hijo del jefe de Estado” conocido por la mayoría como “Príncipe de Asturias” a la selección de fútbol y no dárselo a una mujer que ha conseguido algo único e irrepetible como lo ha logrado Edurne Pasabán y su coronación de los 14 ochomiles. Será porque es mujer o porque no corona las cimas en pantalones cortos.
    Un abrazo
    Toño

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet