EL MAYOR ENEMIGO ES EL MIEDO

Memoriza el concepto dignidad y actúa conforme a ello

Si con una palabra hubiese que definir la defensa de las Comarcas mineras llevada a cabo estos días, en varios puntos de España, pero concretamente en Ciñera, esa palabra sería: Dignidad.

Dignidad de Pueblo, dignidad de Clase.

O resistencia, que también de esto ha habido. Resistencia ante la desigualdad, ostentosa y abusiva desigualdad, “militar”. Y también resistencia ante la desinformación y manipulación que los Medios de Comunicación españoles (atentos a este dato patrio) han venido haciendo.

Los mineros, y con ellos el pueblo de Ciñera, solo han hecho lo que otros colectivos y otros pueblos no se han atrevido a hacer, defender lo suyo. Incluso arriesgándolo todo.

Pero, más allá de los juegos florales o de artificio, hay que ser conscientes que este partido no se juega en esta cancha de asfalto, aunque también. Este partido se juega en la moqueta del ministerio dirigido por Soria, el ministro al que los suyos hoy llaman “tonto del culo” y mañana le piden perdón.

Es una batalla, mal que les pese a algunos, que se dilucidará en una sala de reuniones. Es, en una reunión, donde hay que arrancar el compromiso económico de modificación presupuestaria. Modificación presupuestaria, ahí está el clic de la cuestión, no olvidemos el norte, no olvidemos el objetivo.

Por eso me aterra la vanidosa ceguera de quienes aún no han entendido que en la carretera poco, o nada, podemos ganar. Me aterra porque creer lo contrario  es un estúpido error. Error porque los hechos de nuestro reciente pasado así nos lo demuestran, y estúpido porque no lo hemos entendido. Y que no se malinterpreten mis palabras. La lucha en la calle solo es entendible, y sobre todo sostenible, si ésta te acerca al despacho donde se toman las decisiones que te afectan, así de sencillo. Y, a fuer de ser sincero, y tras días de inagotable contienda, los despachos del ministro Soria, del consejero de la Junta, o el del presidente del PP regional, Herrera, siguen igual de lejos, igual de inaccesibles…, igual de imperturbables. Ellos ni siquiera se han desgastado mínimamente.

Sí, es cierto, los mineros tenemos el apoyo y la simpatía de todo el colectivo obrero, pero de qué sirve esa simpatía si ese mismo colectivo, en una gran mayoría, permite, de una u otra manera, que el PP gobierne Ayuntamientos mineros, Junta de Castilla y León y Gobierno de España. Por si alguien lo duda, los mineros y los habitantes de las Comarcas mineras preferimos una victoria silenciosa y anónima antes que una derrota heroica cargada de simpatías.

Al menos no caigamos en el autoengaño, porque esa es una de las decisiones más crueles que uno puede tomar.

Miles de mineros, miles de vecinos de pueblos mineros, (¡¡qué grande Ciñera!!), están luchando, en una batalla desigual, contra el monstruo capitalista. Y es, en esa desigualdad, donde debemos poner el acento. Y aún sabiendo esto, aún sabiendo de la soledad y de la desigualdad, lo seguiremos haciendo, seguiremos luchando por nuestros derechos hasta el último aliento. “Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”.

Los mineros y los habitantes de las Comarcas mineras están luchando en soledad, y, en soledad, ni ésta ni ninguna guerra obrera se ha ganado. Sabemos, porque siempre ha sido así, que no les importaría matarnos. Nos consideran peligrosos para lo que ellos persiguen. Y no somos peligrosos por estar armados, lo somos por tener creencias, por seguir pensando que la justicia y la dignidad son cosas importantes. Son cosas que es importante defender.

Quién no recuerda estos versos: “…empezaron los mineros y los obreros fabriles, si se unen los estudiantes, seremos cientos de miles…”, cuando esto sucedió, cuando cientos de miles de obreros se unieron, el dictador Franco tuvo que ceder. Solo fue necesario que se perdiese el miedo. El miedo.

Domitila Barrios de Chungara, minera e indígena, les dijo a los mineros bolivianos, allá por 1978: nuestro peor enemigo no es el patrón, ni la burguesía, ni el imperialismo. Nuestro mayor enemigo es el miedo…y lo tenemos dentro.

Zana

Otros vídeos e intervenciones de Zana:

Artículos de Zana sobre la minería y su lucha:

3 comentarios para “EL MAYOR ENEMIGO ES EL MIEDO”

  • Juli:

    ¿Quien no tiene miedo?Pero cuando se junta tu miedo,con la rabia ,la impotencia,la indiferencia, la ira….el miedo se hace fuerte,y ese miedo,ese sentimiento de peligro a perder todo lo que has conseguido,todo lo que te quieren quitar….ESE MIEDO ES EL QUE HA HECHO GRANDE A CIÑERA Y A SU GENTE
    el miedo del MINERO del estudiante, del indignado, del parado….el MIEDO!!! Cuando estalle sera un peligro y entonces ,ESPAÑA DESPERTARA DE ESTA PESADILLA…DE ESTA CRISIS
    saludos ZANA

  • oscar:

    el miedo conduce a la ira,la ira conduce al odio,y el odio conduce al lado oscuro…

  • roblana:

    Ciñera ha escrito con mayúsculas la palabra MINERÍA, gracias a todo el pueblo por dignificarnos.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet