El expolio de los bienes comunales. Comparativa con el problema andaluz de la tierra

JOSÉ MARÍA JÁÑEZ FRANCO

 

juntas vecinalesDe todos es sabido que en Andalucía abunda el latifundio en manos de unos personajes de otra época. Señoritos feudales por todos y todas conocidos como la duquesa de Alba o el duque del Infantado. Andalucía no es capaz de despegar económicamente ni desarrollarse como le corresponde a consecuencia de la siempre aplazada y siempre ansiada reforma agraria que ponga a producir la tierra al servicio de quienes la trabajan: al servicio del pueblo.

 

En León sucede lo contrario: abundan las tierras comunales. Aproximadamente el 30% del territorio leonés corresponde a montes comunales de gran valor cuyos propietarios son las más 1.232 Entidades Locales Menores con personalidad jurídica propia enclavadas en la provincia.

 

En Andalucía esos latifundios son gobernados por sus propietarios aristócratas con formas y métodos autoritarios, fascistoides, en régimen de semi-esclavitud.

 

Por el contrario, mal que bien, los montes comunales leoneses y demás recursos comunales en poder de las Entidades Locales Menores de la provincia de León y en general del resto del suroeste peninsular, se rigen por métodos de democracia directa a través de los tradicionales concejos abiertos que el PSOE ya hirió de muerte cuando gobernaba (D.F.1ª L.O. 2/2001).

 

En Andalucía, jornaleros andaluces del SAT ocupan la tierra una y otra vez para recordar aquello de que la tierra es para quien la trabaja: del pueblo.

 

En León tenemos a un diputado popular, Eduardo Fernández, como ponente de la Ley que supondrá el expolio del 30% del territorio provincial que desde tiempo inmemorial pertenece a los pueblos que explotan y aprovechan sus recursos de forma comunal o bien (por acuerdo de los vecinos) repartirlos de forma equitativa por lotes o suertes.

 

En Andalucía vemos a Gordillo y a Cañamero mitad como locos, mitad como demasiado cuerdos, pero siempre coherentes y luchadores.

 

Luchemos en León contra el expolio de nuestros montes comunales. Peleemos para que perviva la democracia directa en los pueblos de León. Consigamos que las Entidades Locales Menores no pierdan su personalidad jurídica, que es el verdadero quid de la cuestión, la fórmula jurídica sobre la que PP y PSOE articulan esta trama.

pedania

 

Unamos nuestras voces a la Plataforma en Defensa de las Juntas Vecinales. Escuchemos al sabio de Valentín Cabero. Trabajemos con Izquierda Unida, que en los pueblos, en las ciudades y en todas las instituciones (municipios, Cortes de Castilla y León y Cortes de la Nación) será la única fuerza política que defenderá con uñas y dientes la idiosincrasia de nuestro pueblo, nuestro forma de organizarse y nuestro patrimonio que nos quieren expoliar.

 

Arriba de Despeñaperros, aquí en León, también los hay locos-cuerdos como los del SAT: primero saltaron los mineros que lucharon y luchan por mantener la vida de sus comarcas. Ahora es el turno del mundo rural en defensa de lo que es nuestro. Estos son nuestros Gordillos y Cañameros leoneses. Somos nosotros, el pueblo cuando nos levantamos para defender lo que es nuestro.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet