EL ACIERTO, EL ERROR Y LA RESPONSABILIDAD

El corazón tiene razones que la razón desconoce (B. Pascal)

La esencia que mantiene vivo a un partido es la vigencia de su ideología sumada a la libertad individual de opinión y discrepancia interna. Eso es, y no los resultados electorales como erróneamente se cree, lo que hace que una Organización Política muestre vitalidad.

Izquierda Unida, acatando sus Estatutos, ha celebrado un referéndum entre sus Bases en Andalucía. El resultado vencedor en este referéndum no es la opción que yo defendía, pero no solo la acato, sino que la defenderé como si así hubiese sido. Y no es militancia, es responsabilidad. Si algo no permiten estos tiempos que nos están tocando vivir son veleidades, ligerezas. Es tiempo de seriedad, de rigor y de madurez. Y de desear suerte a los Compañeros andaluces que, no se olvide esto, han optado por buscar lo mejor para Andalucía, no lo mejor para Izquierda Unida, exactamente igual que hicieron, tampoco olvidemos esto, los Compañeros extremeños.

Acúsennos, critíquennos, discútannos, pero, por encima de todo, agradézcannos la bocanada de democracia, de aire limpio, que desde Izquierda Unida hemos traído. No hay ejemplo mayor de Democracia interna.

Esperamos sus ataques. Sabemos que la artillería mediática va a sacar sus colmillos. Es la inequívoca forma de actuación de quien, desconociendo el significado de esta palabra, ataca la libertad. No ofenden, su mezquindad, tan ligada siempre a la cobardía, se lo impide.

Se equivocarán, y lo harán seriamente, quienes desde fuera, o desde dentro, intenten sembrar fuego. En Izquierda Unida sabemos, en carne propia lo hemos experimentado, que donde se siembra fuego la única cosecha que se recoge son cenizas. Sepan que no vamos a dejar que enturbien este ejercicio de Democracia, de Responsabilidad, de Política, todo con mayúsculas. Sus medias verdades y sus mentiras completas tienen poco recorrido, por más que lo intenten una y otra vez se encontrarán con la fuerza de la verdad.

Pero todo lo anterior no debe aislarnos de la realidad, preocupante realidad, que nos acecha.

Por un lado está el PP. Un partido retrógrado, sin más. Anclado en el pasado nacionalcatólico, acomplejado, cainita y mentiroso. No va a ser tarea fácil el participar en el Gobierno de la Junta de Andalucía. Por varias razones, entre ellas y  no menor, los recortes y trabas presupuestarias que el PP de Rajoy va a imponerles como venganza. Son muy dados a eso, va en su ADN, sus antepasados ideológicos lo practicaron con saña durante toda la dictadura. Venganza despechada para tapar la incapacidad del señorito Arenas, añado. Un PP que escudándose, (qué bien hacen las derechas esto de aprovechar las coyunturas circunstanciales para imponer estructuras permanentes), escudándose en la crisis, nos está robando, y lo ha hecho en el tiempo récord de 100 días, todo lo que habíamos conseguido en 100 años.  La cara oculta de esta triste conclusión es que lo han hecho con los votos de millones de trabajadores, parados, pensionistas, estudiantes, enfermos, etc…, ellos sabrán su índice de arrepentimiento o idiocia.

Tenemos también la complejidad del “Compañero de viaje”, el PSOE. Un partido que hoy en día, ideológicamente hablando, está sujeto con alfileres. Un partido que aún está debatiendo si seguir los pasos del socioliberalismo (la inocua Tercera Vía de Guiddens) o retornar a los postulados socialdemócratas (más doctrinarios y beligerantes). Un partido lastrado por corruptelas, clientelismo, malos modos y peores modales, en el que “arribistas” sin escrúpulos han sentado cátedra. Internamente tendrán que decidir lo que con ellos hacen, porque, así se lo han hecho saber los Compañeros de IU andaluces, esos personajes no tienen cabida en la vida pública. Es su problema, no el nuestro. El objetivo de Izquierda Unida no es cambiar al PSOE, nuestra finalidad es cambiar la sociedad.

Cargados están los libros de historia de aforismos, de sentencias y de análisis, sobre la conveniencia, el error o el acierto en la toma de decisiones. Será pues la historia, el futuro, quien determine si se ha acertado o no en la decisión adoptada, por más del 70% de los Compañeros andaluces, de participar en el Gobierno de su autonomía al lado del PSOE. Por mi parte desearles suerte y felicitarles, a ellos y a toda la estructura de la Organización, por el ejemplo de Democracia Interna.

 

 

Dos caminos se bifurcaban en un bosque…los compañeros andaluces tomaron el de la izquierda… Y eso hizo toda la diferencia… (con permiso de Robert Frost,)

Suerte.

Zana.

2 comentarios para “EL ACIERTO, EL ERROR Y LA RESPONSABILIDAD”

  • Mi querido Zana. Lo entendí todo, pero termino diciendo que no entiendo nada. Mi opinión, en todos los casos, el objetivo de todo los partidos es entrar en las instituciones, con intenciones Democráticas desde luego, y todo el argumentario en torno son obstáculos que dificultan que los ciudadanos se sientan Bien Representados.Y la cuestión no es, a mi entender, qué tan representadas están las bases en la decisión de entrar en la Junta de Andalucía (eso se supone) sino qué tan representados estan los electores en esa decisión.
    Es mi punto de vista, aunque a veces sea simplista, es el mio
    Un abrazo

  • roblana:

    Esperemos que ese afán de gobernar con el psoe, tenga como objetivo conseguir una Andalucía mejor y no agarrarse al sillón, que si de algo estamos hartos la izquierda de este país es de que nos defrauden. Hemos subido en votos en todos los sitios, porque somos la única opción que le queda a la verdadera izquierda, que así siga siendo. Estupendo artículo Zana…como siempre.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet