CREANDO ESTADO DE OPINIÓN

LOS TERTULIANOS,  LA MANO NEGRA QUE NOS MANIPULA

Hay una máxima no escrita sobre el correcto funcionamiento de las tertulias: Pon un EXrojillo Peligrosillo entre ellos y él te dará el empaque, el prestigio y el aura de solvencia necesario para seguir engañando. Normalmente un resentido suele ser el peor, y el más tenaz también, enemigo.

A mi los tertulianos me recuerdan a las urracas, no sé porqué. Los imagino con piernas, pero sólo aprecio en ellos cabeza, pico, gruñidos.

Se les reconoce porque todos intentan imitar, baratamente, a Benjamín Franklin; manejan todas las disciplinas. Y es que eso es lo suyo: opinar de todo lo imaginable y lo inimaginable. Vilipendian o enaltecen a científicos, neurocirujanos, filósofos, académicos, marineros, catedráticos, políticos o actores, lo mismo les da. A tanto la opinión, y si la quieres aderezada con saña la minuta es un poco más alta.

Hablan con mucha seguridad, durante todo el tiempo que sea necesario, todo lo alto que se les requiera y nunca, nunca, reconocen un error. Suelen mantener una línea de flotación ideológica afín a un partido político que, curiosamente, es afín al medio de comunicación donde, en origen, trabajan. Pero también ejecutan, y cada vez con más desparpajo y descaro, aquello de lo que el gran Groucho se sentía tan orgulloso; “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”.

Suelen ser bastante incongruentes con sus ideales. Por ejemplo, los hay cristianos reconocidos que están totalmente en contra del aborto y sin embargo piden el voto para aquellos que, en la práctica, matan a miles de niños para robarles el petróleo. Los hay que están por el ecologismo y apoyan al partido de las nucleares. O aquellos que van de izquierdistas, de progresistas, y apoyan al partido que introduce, justifica e intenta aplicar la llamada directiva Bolkestein o la reforma laboral más agresiva contra los trabajadores de toda europa.

Pero volvamos a los grajos tertulianos. Coinciden en no criticar al contrario cuando “su” partido peca de lo mismo, y si se ven obligados a opinar sobre algo contradictorio aplican la teoría del “y tú más”.

Por ejemplo; Sanidad o educación pública. ¿Otro ejemplo?; terrorismo. ¿Otro más?; la Justicia. Bueno y la guinda del pastel; las incompatibilidades de sus Señorías, aunque en este apartado, a decir verdad, los tertulianos son cualquier cosa menos incongruentes ¿cómo van a criticar algo, el pluriempleo, que ellos mismos hacen?

Son un Clan cuya única destreza es la viperinidad, que juegan con la desmemoria colectiva, que nunca se ponen de acuerdo salvo para destruir a aquél que osa cuestionarlos.

Son dañinos para el convivir pacífico, no aportan nada al intelecto general y el tiempo, que puede que borre el nombre de casi todos ellos, les recordará como a los patéticos hijos de un inesperado coito entre el padre Apeles y Karmele.

¡Ah! Y no se lo pierdan: presumen de intelectuales.

ZANA

Un comentario para “CREANDO ESTADO DE OPINIÓN”

  • violeta poe:

    Cada dia que te leo me impresiona más tu frescura, tu aplomo, tu acierto al definir y concretar las situaciones que nos desagradan tanto y que los demas, pobres mortales, no somos capaces de explicar.
    Genial, como siempre.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet