COMPAÑEROS MINEROS, COMPAÑEROS

Si luchamos podemos perder, sino lo hacemos perdemos seguro

Tendría unos 13 años cuando leí por primera vez “Sexta galería” de José Luis Martin Vigil, fue la primera vez que lloré leyendo un libro. Casi puedo recitar de memoria pasajes enteros de ese relato que tan magníficamente refleja lo que es el sentimiento minero: la camaradería; la solidaridad; el altruismo, y sobre todo el; hoy por ti mañana por mí. Jugarse la vida propia por salvar la ajena, sin esperar recompensa económica alguna…, eso, aún hoy, lo mantengo vigente. Y me consta, y aclaro, que no es una cuestión particular, como también sé que no lo es unitaria.

Creo, sin riesgo de equivocarme, que ante una emergencia, una llamada bastaría para llenar los cuartos de aseo de mineros prejubilados, e incluso jubilados, prestos a participar, si ello fuese necesario, en el rescate de cualquier compañero sepultado…,  aunque, ciertamente hoy, estorbaríamos más que ayudaríamos…, pero allí estaríamos, sin dudas.

Es quizás eso lo que hace que esta estirpe de trabajadores, de luchadores, sea diferente. La constancia de que cuando hay que jugarse la vida, hay que jugársela, y no valen medias tintas, ni medias verdades, a la hora de la verdad, el minero no duda, actúa.

Por que ¿qué es, si no jugarse la vida, lo que están haciendo los Compañeros encerrados en las entrañas de las minas?, más de veinte días sin salir es un sacrificio, un ejemplo de entrega, sin comparación, sin parangón. No quiero poner
palabras que a sus familiares preocupen, baste únicamente decir que me descubro ante ellos y les muestro mi admiración. Y lo digo desde la consciencia de poder comprender, mínimamente, lo que están haciendo, lo que sus cuerpos y mentes están aguantando. Nosotros, allá por el año 1991…¿quién no recuerda?

También es admirable, y necesario tener en cuenta, el encierro que otros Compañeros están llevando a cabo en la Diputación de León y en la Junta, o la caminata, para algunos de más de 400km, que les llevará hasta las puertas del ministerio. Si a alguien le parecen exageradas mis palabras le invito a que pase un día allí encerrado con ellos o que patee una media de 25km diarios por el asfalto recalentado. También para ellos, como no, mi reconocimiento y admiración.

No sé que me produce más estupor, si que a los políticos del PP les haya sorprendido la reacción de los mineros, (y de las gentes mineras, ¡¡Bravo el pueblo de Ciñera!!), o que sabiendo cuál iba a ser la reacción provocasen a los mineros. Sea como sea, el resultado, a día de hoy, es demoledor en su contra.

Los mineros, en su brava defensa,  cuentan con el respeto y admiración del mundo entero, salvo los meapilas de costumbre. Porque en definitiva, lo que las cuencas mineras al completo están haciendo es defender lo suyo, lo pactado, el presente hurtado y el futuro incierto. Y si el ministro Soria, voy a evitar términos peyorativos, desconoce lo que es una cuenca minera soliviantada, que le hagan un memorándum, que fechas hay como para parar un tren…aunque sea a la altura de Ciñera.

No va a conseguir, el gobierno de Rajoy, doblegar a los mineros. Y no va a conseguirlo por una sencilla razón: los mineros tienen la razón de su parte…y, si les quitan la mina, que es su razón de ser y de luchar, ya no tienen nada que perder.

Soy minero, y lo seré hasta el día en que me muera. Lo llevo con orgullo y con orgullo lo defiendo. Sé cuál es mi sitio y en ese sitio me encontrarán, codo a codo, aportando lo poco que pueda, ayudando, animando. Recordando. Recordando que un día, cuando aún no era ni un barbilampiño, lloré leyendo la historia de unos hombres que, más allá del miedo o del valor, eran Compañeros.

No quiero cerrar este escrito sin dejar impresas unas palabras para las mujeres de los mineros, para “Las Mineras”. Ejemplo de resistencia, de empuje, de tenacidad. De dignidad. Casi siempre olvidadas. Madres, hermanas, esposas, que se han ganado, con todo el merecimiento, que las consideremos, que las denominemos, con la palabra más sagrada entre los mineros: Compañeras. Gracias, Mineras, por todo y por siempre.

*Siéntanse, por si hay alguna duda, los mineros a cielo abierto, reflejados también en este escrito.

Zana

Otros vídeos e intervenciones de Zana:

Artículos de Zana sobre la minería y su lucha:

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet