CARBÓN Y MINEROS, DIAGNÓSTICO: ASESINADOS

Lo importante es ¿cómo va a terminar?

Los Pueblos se hacen y se deshacen dejando impresos testimonios. Quizás, en la magnitud de la historia, no haya habido ningún Pueblo como el Minero que haya dejado inscritos tantos testimonios, de tanto calado y de tanto valor. Si ha algún Pueblo se le puede decir aquello de: “nada os han regalado”, ese Pueblo somos nosotros, los Mineros.

Somos, más allá de aciertos o errores, un Pueblo luchador. Es cierto que caímos derrotados muchas veces, pero no lo es menos que siempre supimos levantarnos para seguir luchando. Sabemos que no hay victoria que no se haya germinado gracias a las semillas de muchas derrotas… y sin embargo…

Todo parece olvidado. La creencia de la inevitabilidad, ese cancerígeno sermón dirigido por el Partido Popular, al que no debemos olvidar representa el alcalde de La Pola de Gordón, ha calado hasta el tuétano. Ese sermón, adoctrinador y anestésico, que, como en épocas decimonónicas, siempre antecede a la sentencia de muerte.

De todas las ofensas que el Partido Popular suele hacer a los trabajadores, la de tratarnos como a idiotas es la mayor. Su carga de hipocresía, de suficiencia, de superioridad, camuflada bajo su pericia para mentir, alcanza límites rayanos con la desvergüenza. No solo han dado orden de asesinar al Sector Carbonífero Nacional, orden dada por Rajoy, incluso se permiten la desfachatez de rasgarse las vestiduras en las Comarcas, de levantar el dedo de forma timorata (y Local, sembrando ahí otro cáncer, el de la desunión). ¿Defienden el Carbón?, ¿defienden el Sector del Carbón Nacional como sector estratégico? Reclamen que su partido libere las partidas presupuestarias robadas a los Fondos Miner, robadas por su partido a todos los mineros y a todas las Comarcas Mineras.

Déjense de hipocresía, déjense de mentir. Señor alcalde de La Pola de Gordón exija, EXIJA, la cabeza política de quien asesina a su Pueblo, y si no, manténgase callado, no olvide que el abuso de la hipocresía suele terminar desbordando los pozos más anchos y profundos. El abuso suele acabar colmando la paciencia y activando la memoria. No olvide que ya todos sabemos que quien quiere servir a dios y al diablo, a Marx y a Smith, en realidad lo que está intentando hacer es servirse a sí mismo. ¿Quiere que le creamos? pues deje usted de mentirnos, deje usted de utilizarnos para promocionarse internamente, sea usted un “mugwump”, aunque dudo que siquiera sepa usted lo que esto significa.

Oír, leer o sentir las declaraciones de los dirigentes locales y provinciales del PP, en torno al carbón, hace que a uno se le revuelvan las tripas. Simple y llanamente no tienen sentimientos. Utilizan el dolor de las familias mineras, al igual que han hecho con el de las víctimas de terrorismo, para fortalecerse electoralmente. Dicen, dicen, dicen, pero a la hora de la verdad votan por reducir las ayudas al Sector. Y los Mineros, sencilla y equivocadamente congelados, creen esas mentiras. Creen que el pirómano les salvará del fuego.

Incluso aunque las Comarcas Mineras, como aseguran los más pesimistas, sean ya un cadáver al que solo hace falta redactarle el acta de defunción, no vamos a renunciar a nuestra dignidad. Por respeto a Nuestros Mayores, a su bravía, a su entrega, no podemos, ni debemos, dejar que quienes las han asesinado sean quienes la embalsamen. Sencillamente porque la cubrirían con una capa de cinismo, de falsedad, de deshonor. Al menos lucharemos para salvar eso.

Es momento de Unidad. De estar todos a una bajo las órdenes de los sindicatos. Es momento de estar vigilantes para ver quién, y sobre todo por qué, potencia la desunión, la duda, los reproches. Es momento de que cada uno desde su ámbito de influencia, desde su espacio cercano, aporte, sume, siembre. Es el momento de que todos los Mineros le digamos al PP que si no libera las partidas presupuestarias, sino elabora un plan de futuro, claro y negociado, sino defiende el carbón nacional, entonces no queremos oír sus mentiras. No queremos más disculpas.

Cientos de veces hemos dicho desde estas páginas que ninguna batalla se gana sin reconocer al enemigo. Sin dotarle de una cara, de un nombre, de una bandera. El enemigo de los mineros es el PP, por mucho que bajo la piel de gaviota quieran ocultar al buitre.

Lo sabemos, harían bien los dirigentes locales en no olvidarlo.

Zana

Otros vídeos e intervenciones de Zana:

Artículos de Zana sobre la minería y su lucha:

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet