A LAS TERTULIAS

A veces es como gritar en el desierto

Era cuestión de tiempo que el blues de los oprimidos tomara cuerpo. Al igual que ocurriera en los cafetales o algodonales americanos, desde que desembarcaron los primeros esclavos, la palabra, “el llanto”, la repulsa de quien vive en régimen de marginación tomó forma y surgió para narrar la crudeza de lo que sucede y de lo que, como no lo remediemos, se nos terminará viniendo encima.

1bluesConvertir la necesidad en virtud, esa necesidad que, dicen, agudiza el ingenio. Así es como paso a paso, la contracultura y la información alternativa (y real) ha ido creando sus propios espacios de opinión y debate. Espacios donde la inquina, la mentira, el odio, los planteamientos retrógrados, ingredientes habituales en sus medios de información, no tuviesen cabida.

Era cuestión de tiempo que el agua se aclarase, que los sedientos encontrasen un remedio para combatir el emponzoñamiento intencionado. Así fue como surgieron programas como Fort Apache o la Tuerka y periódicos como cuartopoder.es, tercerainformacion.es, rebelión.org o kaosenlared.net, o ese crisol de blogs independientes (puntsdevista; el periscopio; el descodificador; etc., etc.) que abundan en la red.

La derecha, que jamás descansa, ha respondido al éxito que están teniendo estos programas, periódicos y blogs, en el medio que aún no controla y que, además, es el más utilizado por esa franja de ciudadanas y ciudadanos que, en términos de sociología política, “crea opinión” y, por tanto, genera estado de voto. La derecha, cuando no controla las mentes, se preocupa e intenta responder contraatacando. Y lo ha hecho como mejor sabe, (y como siempre ha hecho), intentando apropiarse de su esencia (que no es sinónimo de comprarla). Ahora, 1cerebroculoaquellos a quienes siempre presentaron como apestados, como fundamentalistas arcaicos, como nostálgicos de ideologías anacrónicas, son las “estrellas invitadas” de sus tertulias.

No seré yo quien ose dar consejos a quienes han demostrado, con creces, un nivel intelectual, y un compromiso ético y moral, fuera de toda duda, y que, así y todo, optan por participar en “sus” tertulias. Sin embargo no puedo dejar de preguntarme si Francisco Fernández Buey, que a los tertulianos del sistema les llamaba “pingos almidonados”, hubiese participado, en estas circunstancias, en una de esas seudotertulias.

Los libros de historia que relaten lo sucedido en estos tiempos dirán que la pandemia que asoló el mundo no fue la peste negra, sino el capitalismo. Y dirán también que quien se encargó de extenderla, de hacerla comestible, fueron los periodistas y tertulianos a su servicio.

La impresión que tengo, repito que con todo el respeto que me merecen quienes opinan y optan por lo contrario, es la de que, aprovechándose de su buena voluntad, son utilizados para justificar las atrocidades que, durante el resto de días y de tertulias, en esos programas se dicen. Es por esto por lo que creo que “nuestros y nuestras” tertulianos/as yerran.

1TERTULIANOS VISTOS POR FORGESCualquiera que haya oído a “nuestros” Compañeros sabe que la diferencia intelectual, y sobre todo moral, sobre los tertulianos de la derecha es abismal, no en vano estos últimos justifican el dolor, la desigualdad o las muertes colaterales, y los otros no.

No digo que no haya que explicar, que dar a conocer nuestra opinión, allá donde sea menester, digo que cuando el desprestigio ya se había adueñado de las tertulias de los capataces de las plantaciones, (de los verdaderos tiranos del látigo viperino), es un error ir a dar lustre con nuestra presencia. Creo, y lo creo sinceramente, que mejor hubiera sido dejarles que con su peste se pudriesen. Viven del share, de la cuota de pantalla, y ésta decía que el declive era imparable. Y lo era fruto del desprestigio que los tertulianos ofrecían.

La derecha, que no descansa ni se cansa, entendió que el descrédito en el que habían caído sus seudotertulias y sus seudoopinadores, demérito hasta el nivel de saberse habitualmente motivo de mofa, era tal que algo había que hacer para dotarlas de autoridad, de ascendiente, de credibilidad. Y ese es el fondo, esa es la base por la cual son invitados “nuestros” tertulianos. Para con su eminencia, su solvencia y su dignidad dar nivel a sus bajezas.

No se trata de acudir o no acudir, de hablar o no hablar, al final todos sabemos que las tertulias (al igual que los mítines), como esquemas de las doctrinas, no tienen ningún valor, no cuentan. Quien sí cuenta es aquél que las oye.

A mis amigas @kolontai1959 y @twistedpalo, dos luchadoras.

Zana

 

 

Un comentario para “A LAS TERTULIAS”

  • maria jose:

    Hola.

    Además de que el inicio es tremendamente sugerente (ese símil con el blues y los cantos de liberación), lo que me gusta mucho es que el texto nos deja ver la fuerza y potencial de lo alternativo, porque casi siempre pensamos que es pequeño, marginal, que lo consultan cuatro personas. Cuando los estrategas de la dominación tienen que responder como planteas, deberíamos apreciar la imagen que nos muestran de nosotros mismos (lo que difícilmente alcanzamos a ver): el tamaño, la presencia y la red crítica tiene un potencial de transformación que les preocupa y eso es algo muy bueno.

    Agradezco la referencia de periódicos y blogs que mencionas, no conozco varios de ellos y los voy a consultar.

    Sobre la TV comparto que ese es el espacio de “ellos” y me parece que lo mejor que podríamos hacer es, como decía en una pancarta: encender la mente y apagar el televisor. Lo mismo que tratamos de cuidar nuestro cuerpo y no intoxicarlo con comida “basura”, esa comida rápida y enlatada que no nutre y enferma, habría que hacer lo mismo con la mente y el corazón, dejar de ver y escuchar “basura”; sobre todo, por respeto a nosotros mismos, que nos lo merecemos, y después, por respeto a todos los que nos rodean, para tener algo más interesante, más hermoso y más divertido que intercambiar en las conversaciones y en las miradas.

    Como siempre, gracias.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Cayo Lara

con los mineros  

Gaspar LLamazares

Apoyando la minería en nuestro Ayuntamiento  

Seguir

Usa el feed RSS para recibir todas las actualizaciones gratuitamente

RSS Panda

¡Unete! Ya somosSuscriptores.


Mail También puedes suscribirte usando tu dirección de correo:

Siguenos en twitter

Ante la reforma de las pensiones, no seas inocente

Acceso

Administrar

Intranet